Sin Bandera endulza el corazón de sus fans

El dúo formado por Noel Schajris y Leonel García ofreció el sexto concierto del año en el Auditorio
Los músicos mostraron durante la noche su gran camaradería (TWITTER)
20/11/2017
00:31
Alma Olivares / Clínica de Periodismo
-A +A

Clínica de Periodismo

Cantarle al amor no pasa de moda, el romanticismo de la balada pop del dueto Sin Bandera sigue haciendo latir corazones y enamorando oídos. Así quedó claro la noche del sábado cuando Noel Schajris y Leonel García deleitaron a sus fans con una parte de lo mejor de su repertorio en el Auditorio Nacional, todo como parte de su gira Encore acústico.

Un recinto al máximo de su capacidad aguardó con paciencia y emoción para escuchar aquellas canciones que resonaron con éxito en la radio de los años 2000 y un puñado de las más recientes propuestas.

En punto de las 20:50 horas, los músicos arribaron a escena saludando al público con alegría.

Chistes y una notable camaderia entre ambos artistas fueron del agrado de los asistentes, quienes han clamado por mantener al dueto en los escenarios desde su gira del reencuentro que ofrecieron el año anterior, Una última vez.

“Depende de ustedes”, soltó Noel durante el espectáculo cuando aseguró que mientras sus seguidores lo pidan, ellos continuarán escribiendo música y con ello la historia de Sin Bandera.

Con el sencillo “En ésta no”, dio inicio un show que duraría casi dos horas. 

El arte escénico fue inspirado en una pelea de box, deslumbrando con lámparas cenitales que enmarcaron una enorme pantalla central, ésta proyectando imágenes de los paisajes y sitios donde la gente los ha acogido con vehemencia.

Es el sexto concierto que ofrecen en lo que va del año (y también el sexto que agota localidades).

“Es maravilloso ver a tanta gente que vive del amor y sigue escuchando esta música”, dijo Noel.

Los temas “Te vi venir”, “¿Qué pasaría?”, “De viaje”, “Mientes tan bien”, “Sirena”, “Junto a ti”, “Amor real”, “Que lloro” y “Suelta mi mano”, son algunos de los que engalanaron la noche y crearon una atmósfera totalmente avivada por las emociones, en la cual hasta el más reservado de los asistentes terminó coreando.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS