¡Qué Payasos! reclama apoyo de las instituciones

Difícilmente hay presupuesto para los niños, asegura Beto Batuca
Mientras busca espacios, el grupo prepara su sexto disco. Foto: CORTESÍA
29/04/2018
23:16
Janet Mérida
-A +A

[email protected]

En México hay grupos musicales que dedican su contenido a los niños, pero coinciden en que se enfrentan a la negativa por parte de festivales de incluir sus propuestas, a pocos espacios en medios masivos de comunicación y al regateo por parte de las instituciones a la hora de contratarlos.

Beto Batuca, integrante del grupo de rock para niños y no tan niños ¡Qué Payasos! —con más de 30 años de carrera— lamentó que haya abandono y menosprecio por el trabajo a los niños, quienes, dice, no son el futuro del país sino el presente. Considera que hablar de esto es algo urgente y más ahora que estamos en una etapa de decisiones políticas.

“Siempre hay muy buenas ideas y propuestas en este país, lo que no hay son recursos, se han gastado el presupuesto en cambiarle el nombre a la mal llamada Secretaría de Cultura y en todo lo demás no tienen un clavo. Nosotros comenzamos a trabajar con Alas y Raíces hace muchos años y es un programa que podría ser un elefante blanco porque no tienen recursos; hace tres años dejamos de trabajar con ellos por lo mismo, pagan un mínimo a los cuenta cuentos, a los grupos de títeres, de teatro, se tardan en pagarte seis, nueve meses, casi el año y no hay posibilidad”.

A lo largo de su carrera se han presentado en espacios como el Palacio de Bellas Artes pero también en televisión pública, en programas como Súper vacaciones y luego con su propio programa en Guadalajara. Tras el éxito, llegaron a Canal 5 en la Ciudad de México, pero tiempo después, asegura, les cerraron las puertas sin una razón aparente, en un momento donde tenían varios patrocinadores y buena audiencia.

“Intentamos muchísimas otras veces estar en televisión, siempre con grandes ideas pero sin recursos, en la misma Televisa, hace nueve años, fuimos a hablar con un director de la sección infantil y nos dijo que nos conocía muy bien, que lo que hacíamos era muy bueno pero que lo que teníamos que hacer era quitarnos el nombre”.

Otro problema con el que, afirma Batuca, se han enfrentado, es al regateo por su trabajo desde las instituciones del país; dice que a ellos les pasa todo el tiempo, no importa cuánto tiempo lleven trabajando, siempre hay alguien que les dice que no alcanza y que si quieren, los contratan por menos de lo que vale su trabajo.

“Sigue pasando en los festivales de cultura, nos acaba de pasar en Tajín, nos dijeron que el presupuesto era de menos tanto, llegas y no hay ni esos menos dos pesos.

“Todo lo que es para niños en este país se ve en chiquito, dicen: ‘Ay, es para niños’, no son incluyentes, tú vas hoy a un festival y ves que hay el dinero del mundo para contratar a alguien pero para niños no alcanza, prefieren que les lleves unos inflables, la doble de Tatiana o al payaso que hace figuritas con globos, es bien triste”.

Pese a este panorama, Beto señala que el público los ha mantenido a flote, hace que sigan “nadando contracorriente”, como otros compañeros que se dedican a lo mismo, pero esto no quita la urgencia de un mejor presupuesto para estas actividades.

“Las puertas las encuentra uno de cualquier manera, no dejando de hacer las cosas, es el público el que nos mantiene vivos, el que no nos ha dejado de invitar a sus eventos, hemos hecho más con el querido público que lo que hay en las instituciones”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS