¿Qué ganamos con querer a Violeta Parra?

Como un homenaje a la chilena, artistas como Natalia Lafourcade y Astrid Hadad la han versionado en sus discos
"Hombre con guitarra", arpillera de Violeta Parra de 1960. (ESPECIAL)
08/10/2017
00:04
Janet Mérida
-A +A

[email protected]

El miércoles se conmemoraron 100 años del nacimiento de la cantautora chilena Violeta Parra, autora de “Gracias a la vida” y “Volver a los 17”.

Su trabajo giró en torno al rescate del folclor chileno y la inclusión de sus sonidos en composiciones hechas en décima, estructura poética integrada por 10 versos octosílabos.

Tal ha sido el impacto de su música que distintos artistas en Latinoamérica la han versionado, entre ellos la argentina Mercedes Sosa, con “Volver a los 17”. México no ha sido la excepción.

En mayo pasado, la cantante peruana radicada en nuestro país, Tania Libertad, realizó el concierto 100 Violetas para la Esperanza, como un homenaje a la autora de “La lavandera”. En entrevista con EL UNIVERSAL, Libertad recordó que fue gracias a Mercedes Sosa que comenzó a cantarla.

“Violeta investigó los ritmos folclóricos e hizo sus composiciones con base en estos. Realizó un trabajo maravilloso y con gran contenido social, era una mujer que amaba mucho a su pueblo, también creó bellísimas canciones de amor, en sus composiciones se notaban todas las etapas de su vida”, compartió.

Desde que llegó a México, Tania ha sido difusora de su obra.

“Me gustaría hacer un disco completo de ella en algún momento pero ya tenía planeado el de José Alfredo este año. Violeta puede ser homenajeada en cualquier momento porque es una mujer cuya obra trascendió y sigue trascendiendo en el tiempo y las generaciones”.

Parra no sólo fue reconocida por su trabajo en la música, también lo fue por su trabajo como ceramista y por sus arpilleras (bordados). En 1964 expuso sus trabajos en el Louvre, en París.

En su disco Musas, en manos de Los Macorinos, Natalia Lafourcade incluyó un homenaje a Violeta Parra versionando “Qué he sacado con quererte”.

Por otro lado, Astrid Hadad lanzó ayer su disco Caprichos, incluyendo “Gracias a la vida”.

“Siempre que escuchaba la canción me preguntaba por qué era tan triste si es un canto a la vida, así que decidí que la versión fuera muy alegre. Es una de mis canciones favoritas” dijo a EL UNIVERSAL.

La banda mexicana de blues y rock, La Mula de Sietes, lanzará hoy el videoclip de “Volver a los 17”, una versión en la que se unen huapango y blues. Frino, vocalista de la agrupación, expresó:

“Violeta es el origen del rock en Latinoamérica, su obra es un puente entre la música tradicional y la canción contemporánea. Ella entendía muy bien que el secreto de la composición está en ir a las raíces de la cultura, que son el idioma y los ritmos primigenios, los que están pegados a la tierra.

e4.jpg

“Al abrirle un espacio a tradiciones como la cueca y la décima en un contexto urbano, hizo lo mismo que en Nueva York estaba haciendo Bob Dylan con la música country, y en Reino Unido The Rolling Stones con el blues. Es una trayectoria perfecta que inicia escuchando a los campesinos, aprendiendo de ellos, para terminar experimentando con piezas como ‘El gavilán’, que hoy sería etiquetado como rock progresivo. Por eso con La Mula quisimos hacer esta versión libre de ‘Volver a los 17’ y junto con la canción hicimos un video que retoma sus bordados en las arpilleras, como un homenaje a quien nos mostró el camino”.

El 6 de julio pasado, La Santa Cecilia, banda mexico-estadounidense subió a su canal de Youtube su versión de “Volver a los 17” junto al grupo de son jarocho Caña Dulce Caña Brava. Adriana Cao Romero, integrante de la agrupación recordó que también conoció a Violeta gracias a Mercedes Sosa y desde el primer momento la estremeció.

“Una vez que fui a ver a Mercedes Sosa y cuando cantó ‘Gracias a la vida’, mi sobrino de 15 años estaba parado con una velita escuchándola totalmente emocionado, así son las canciones de Violeta, transmiten mucha emoción. Ella tuvo una vida difícil, complicada, pero también muy comprometida”, aseguró.

Cuando la cantautora mexicana Ana Zarina escuchó a Violeta por primera vez era una niña. Tras el golpe de estado en Chile, Ángel Parra, hijo de Violeta, llegó exiliado a México, donde pasó mucho tiempo en la Peña Tecuicanime, lugar en el que se han reunido artistas como Mercedes Sosa y Eugenia León. Aún niña, recuerda el día en el que Ángel Parra le preguntó qué quería ser de grande y ella, con las manos en la cintura, respondió que folclorista. Curiosamente ha tenido una vida un poco paralela a Violeta en varios aspectos de su trabajo.

Ayer, Ana presentó en la misma peña su disco De chile, de dulce y de Violeta, que no sólo es un homenaje a Violeta, también a Ángel Parra y a la peruana Chalena Vázquez.

“Hay poesía mía hablada en varias formas estróficas. Se cuela Ángel Parra con dos piezas como “México 68” pero también se cuela Chalena”, compartió.

El cantautor chileno Manuel García incluyó en su disco Harmony Lane la canción “De nombre Violeta”, homenaje a su paisana.

“Isabel Parra me dijo que había llorado y que se había emocionado. Tita Parra, nieta de Violeta e hija de Chabela se animó a completar una estrofa para el tema y se regrabó”.

Violeta Parra se quitó la vida el 5 de febrero de 1967, a los 50 años.

Su hermano, el excelso escritor Nicanor Parra le dedicó el poema “En defensa de Violeta Parra”, en donde expresa: “Cuando se trata de bailar la cueca / De tu guitarra no se libra nadie / Hasta los muertos salen a bailar”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS