Luces y energía reciben a LCD Soundsystem

LCD Soundsystem ofrece cátedra de música y vitalidad
Luces y energía reciben a LCD Soundsystem
FOTO: Archivo
24/04/2018
11:40
Humberto Montoya O.
Ciudad de México
-A +A

Luces de colores, humo y la energía de más de siete mil asistentes fueron los encargados de recibir de nueva cuenta a LCD Soundsystem en la capital.

Sin rastro de cansancio ni tanque de oxígeno, como el usado en 2016 durante una presentación, fue que James Murphy volvió a territorio mexicano con la bien lograda intención de que los éxitos que marcaron su ascenso a la fama con el grupo así como los sencillos de American Dream, su último disco apenas lanzado hace seis meses, retumbarán en su máximo esplendor en el escenario del Pepsi Center la noche del lunes. 

Luego de presentarse en el Corona Capital hace casi dos años y tan sólo dos días después de haber conquistado el corazón de los tapatíos en el Festival Roxy, Murphy y compañía lograron contagiar con su ritmo a un público variado que no dejó de brincar y bailar con cada interpretación. 

Temas como "You wanted a hit", "Tribulations" y "I can change", fueron las encargadas de calentar motores en punto de las 21:45 horas. Luces multicolor que acentuaban cada una de las canciones así como una enorme bola disco colgada desde el techo del escenario y que iluminó a la audiencia en diferentes momentos, fueron los responsables de mantener la energía a tope de principio a fin. 

La constante energía de Murphy fue el claro indicio de que los mejores días del grupo que combina el dance, electrónico y punk están aún por venir y parece que aquella descabellada idea de un retiro permanente ha quedado en el pasado. 

"Call the police", "Get innocous", "Daft Punk is playing at my house" y "Movement" no hicieron otra cosa que incrementar los ánimos de los presentes, quienes se movían al compás de cada una de ellas y en donde de vez en cuando brincaban al unísono de las animaciones proyectadas en las cuatro pantallas ubicadas en cada lado del escenario. Los sintetizadores, percusiones y bajos, además de la evidente química de cada uno de los integrantes, crearon la química perfecta para esta noche. 

El grupo neoyorquino creado hace poco más de 16 años, haciendo de lado su ruptura en 2011, remato la noche con "New York I love you", "But you're bringing me down", "Dance yrself clean" y "All my friends", en una ola de aplausos y chiflidos, haciendo notorio que el público mexicano no se cansa de su sonido y euforia que traspasa con creces el escenario. 

rad 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS