Kings of Leon hace vibrar al domo de cobre

Los músicos estadounidenses se presentaron la noche del viernes en el marco de su gira Walls
Los temas de su séptimo álbum de estudio le da nombre a su tour. (ALONSO ROMERO. EL UNIVERSAL)
05/11/2017
00:09
Carmen Terán / Clínica de Periodismo
-A +A

La banda estadounidense Kings of Leon (conformada por Caleb, Nathan, Jared y Matthew Followill) regresó después de tres años a la Ciudad de México. En esta ocasión deleitó a sus fans en el Palacio de los Deportes como parte de su gira Walls World Tour y haciendo sonar su séptimo álbum en la Ciudad de México en un recinto lleno que vivió una noche de rock, baile y muchas emociones.

Afuera del foro se veían a fans comprando playeras y gorras de la agrupación para llevarse recuerdos de esta visita. Tras un retraso, a las 21:20 horas Caleb Followill hizo su aparición en el escenario frente a un telón rojo y con guitarra acústica en mano acompañó su voz grave para interpretar “Walls”. Provocó primero furor y luego el coro de los casi 20 mil espectadores, jóvenes en su mayoría. Fue, además, el momento en el que los corazones de los asistentes se aceleraron cada vez más rápido.

En la mitad de la presentación se elevó el telón y apareció la banda completa, y cada uno de ellos apareció en las pantallas gigantes.

Interpretaron así el tema “Find me”, haciendo sonar sus guitarras enérgicas y repetitivas que acompañaron la voz de Caleb en un sube y baja de notas

“Taper Jean Girl”, “The Bucket, “Eyes on you” y “Molly’s Chamber”, “Around the world” sonaron en el coros del público.

Caleb le dio la bienvenida a los miles de fanáticos: “¿cómo están? Es viernes y hay que tener algo de diversión, ¡muchas gracias, somos Kings of Leon! Y la música siguió por más de una hora liberando energía en el llamado domo de cobre.

“Radioactive” fue otro éxito que no se quedó atrás. En “Use Somebody” las gargantas se unieron para corear y hacer segundas voces mientras que “Milk” incluyó tambores, lo que la hizo más acústica. “Back down south”, “Pyro” y “Knocked up”, resultaron ideales para provocar que el foro se iluminara con las luces de los celulares pero sin dejar de corear.

El público no contuvo las emociones: hubo gritos, bailes y coros dirigidos sobre todo al vocalista, quien agradeció a cada momento la actitud de los asistentes.

“Nos gustaría tener más shows como estos, son una de las mejores audiencias en todo el mundo”, comentó Caleb en un momento.

El oído entrenado de la audiencia reconoció “Sex on fire” desde sus primeros acordes, y en quienes conocieron a Kings of Leon con ese tema se generó un momento de clímax.

“Waste a moment”, con ese tono áspero que caracteriza a la voz de Caleb, fue el elegido para despedirse de sus fans.

Caleb entonces decidió agradecer nuevamente la asistencia del público. “Muchas gracias a todos por esta noche, la apreciamos”, expresó al despedirse de una audiencia que había quedado evidentemente satisfecha pero que se mostró con ganas de que la banda regrese muy pronto a la Ciudad de México.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS