Se encuentra usted aquí

Ha*Ash predica con su música

“No buscábamos ser un ejemplo para las mujeres pero es un honor que así sea”, explican las hermanas Hanna y Ashley
La carrera de las hermanas Pérez Mosa comenzó en 2002, cuando lanzaron “Odio amarte”. (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
14/10/2017
00:00
Humberto Montoya O.
-A +A

[email protected]

A 15 años de haber salido al mercado musical, el dueto conformado por las hermanas Hanna y Ashley mantiene el ideal de poner el nombre de México en alto con sus canciones pero también explica que aun cuando nunca buscaron ser un ejemplo para las mujeres, están felices de que la gente las vea así.

“Hemos tenido muchos momentos malos y difíciles, en esta industria también es complicado ser una mujer y hay algunos obstáculos, pero quisiéramos que nuestro logro sirva de ejemplo para las millones de mujeres afuera”, explica Hanna, a lo que su hermana añadió: “Ahora hay más hombres en el Top 100 de Billboard, pero eso nos da más posibilidades de hacer duetos con ellos”.

Ambas comentan que la satisfacción que ha derivado de convertirse en un ejemplo las ha hecho crecer como artistas, hermanas y amigas.

“Creo que lo importante es el hecho de estar haciendo lo que nos gusta, cantar, hacer temas de lo que nos está pasando y contar nuestras historias con absoluta libertad. Creo que estamos con la mujer actual, que dice lo que quiere, hace lo que quiere y persevera y trabaja para lograrlo. Creo que somos un ejemplo, no sólo como artistas sino como mujeres.

“No es algo que buscamos pero creo que es un honor ser el ejemplo de una mujer que sueña, persevera y logra sus objetivos. Ojalá le pueda servir a muchas mujeres que tienen ese sueño y si ellas sienten que tienen a alguien diciendo que no pueden, que vean ejemplos de mujeres que sí lo logran”, explica Hanna.

Otro de los aspectos que ha evolucionado con el paso de los años ha sido lo fuerte de su relación como hermanas y colegas. Prueba de ello es que a cada momento una hace reír a la otra pero también los videos que se han hecho virales en donde ambas se hacen bromas durante las giras.

“Conozco a Hanna más de lo que me conozco a mí. Ya sabemos cómo manejar situaciones difíciles, tensas y nos respetamos mucho. Nos damos nuestro espacio y ya es una señora casada entonces hay que respetarla”, afirma mientras la hace reír. “No se le quita lo bullying después de tantos años y sigue siendo la misma”, comenta Ashley.

Sobre si el hecho de que su hermana esté casada desde hace casi un año ha influido en algún cambio, continúa bromeando y dice: “Hanna puede decir que está casada, pero no está casada. Ella se divierte en cada puerto”, afirma bromeando a lo que su hermana, que no deja de reír, le pide que se detenga.

“El obstáculo más grande para Hanna es que ella ya no se puede divertir después de los shows, se tiene que ir a dormir como doña”, continúa mientras intercambia miradas de complicidad. Es precisamente por esa buena relación y sangre ligera, que ambas decidieron darle un giro diferente al sonido de lo su próximo disco. El primer sencillo titulado “100 años” es prueba de ello.

“Después de haber grabado el Primera fila teníamos mucho nervio. Teníamos dos opciones: o nos ahorcábamos solas o nos divertíamos y nos relajábamos e hicimos un disco para nosotras”, comentó Hanna.

“La música cura mucho, la música une, alguien que escucha la música en Argentina, Tijuana o Estados Unidos es el mismo amor, el mismo deseo y la misma tristeza. Todos miramos a la misma luna”, finalizó Ashley.

INFORMACIÓN RELACIONADA