Gene Simmons enfrenta demanda por manosear a una reportera

El bajista de Kiss también fue vetado de Fox
Foto: Reuters /Jonathan Alcorn, archivo
18/12/2017
08:55
Emol/GDA
-A +A

La única entrevista de la que me fui fue con Gene Simmons", explica la periodista de música Kathy McCabe en la columna "Por qué abandoné al cerdo sexista Gene Simmons" publicada en Daily Telegraph. "Fue en la década de 1990 la primera vez que tuve el disgusto de hablar con el bajista KISS cara a cara. No importaba lo que le preguntara, obtuve siempre la misma respuesta: "Me encanta venir a Australia porque todas las mujeres tienen grandes tetas y grandes traseros".

"Por qué abandone al cerdo sexista..." se publica con motivo de las recientes denuncias que pesan sobre el músico israelí-estadounidense, miembro de una de las bandas de rock más emblemáticas del siglo XX. La más grave viene de parte de una reportera identificada como Jane Doe, quien lo demanda por manosearla durante una entrevista ocurrida en noviembre.

Según consigna Billboard la demanda contra Simmons, de 68 años, lo acusa de agarrar repetidamente la mano de la mujer y "colocarla con fuerza sobre su rodilla y sostenerla sobre su rodilla". También alega que el músico "golpeó violentamente" la garganta de la mujer, y luego proporcionó una "explicación incoherente" a su comportamiento.

La demanda también dice que mientras posaba para una fotografía después de la entrevista, Simmons "se acercó a las nalgas de la demandante y las tocó".

"El acusado Simmons convirtió las preguntas estándar de la entrevista en insinuaciones sexuales, lo que hizo sentir a Doe extremadamente incómodo", dice la demanda.

Recientemente, las oficinas de Fox News en Manhattan colgaron un cartel con la cara de Simmons en la que se lee "no admitido". El músico fue vetado de por vida de la cadena por su comportamiento en una entrevista por su libro "On Power".

En la ocasión, habría golpeado con su libro a dos empleados en la cabeza y bromeado acerca de la pedofilia de Michael Jackson. Además, se habría abierto la camisa y mostrando la panza habría gritado "¡Demándenme, chicas". La broma fue calificada de misógina, por hacer alusión a las denunciantes de los escándalos de Harvey Weinstein

El bajista de Kiss publicó un comunicado a través de Twitter donde negó las acusasciones y que se defenderá contra cualquier presunto cargo. 
 

Aseguró que él no agredió a la persona y que está consultado con sus abogados para contrarrestar las acusasciones. Agregó que espera el día en el tribunal mostrar la evidencia que demuestre su inocencia. 

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS