Eugenia León enciende a su público con música y poesía

La cantante presentó en el Metropólitan los temas de su disco Una rosa encendida
Expresó solidaridad con los afectados por los sismos y los migrantes. (ALEJANDRO ACOSTA. EL UNIVERSAL)
25/11/2017
00:07
Janet Mérida
-A +A

[email protected]

De pie en el escenario del Teatro Metropólitan, vestida de negro, Eugenia León alzó la voz y alzó el puño en señal de solidaridad, solidaridad con quienes perdieron la vida en los sismos del pasado 19 de septiembre, con las víctimas de la violencia y con nuestros migrantes.

Este jueves la intérprete celebró el lanzamiento de Una rosa encendida, disco con el que dio voz a temas de jóvenes cantautores, entre ellos El David Aguilar, Esteman y Madame Recamier, quienes cantaron con ella.

El concierto también hizo un recorrido por canciones que han sido importantes en la vida de Eugenia como “El fandango aquí”, escrita por Marcial Alejandro y con la que ganó el Festival OTI de la canción en 1985.

Otros de sus invitados de esa noche fueron compositores con los que ha hecho mancuerna a lo largo de su carrera, entre ellos Rafael Mendoza —con quien cantó “De qué te cuidas”— y Omar Guzmán, arreglista que la ha acompañado en su trabajo y quien tocó el piano en “Cosa de dos” y a quien agradeció repetidamente.

Cuando tocó el turno de “Fuego”, de Alex Cuba, la cantante dijo unos versos: “Hay quien con cerillos prende/ llamaradas de petate/ y hay quien las llamas combate/ en cuanto el fuego se enciende./ Incluso hay quien no comprende/ —y aclaro que no presumo—/ por qué, aunque ya no fumo/ si me preguntan ¿traes fuego?/ le respondo: desde luego/ pero no es del que hace humo”.

Al finalizar “Corazón gigante”, de Reyli Barba y Raúl Ornelas y previo al comienzo de Tierra Luna (Boris Vian/ Mario Benedetti/ Alberto Favero) Eugenia dijo: “Mi gigante corazón/ hoy duerme adentro de un cráter/ es México mi alma mater/ y este día es mi graduación./ Confirmo en cada canción/ la inagotable fortuna/ que tuve desde la cuna/ y a la que mi voz se aferra:/ tengo los pies en la tierra/ pero la vista en la luna”.

La canción que le da nombre al disco corresponde a El David Aguilar y se titula “Rosa encendida”. Cuando esta canción terminó y dio voz a “Deseo” (de Jorge Drexler), expresó: “¿Dónde andará tu calle, rosa encendida?/ ¿Cuándo será tu nombre? pregunto al viento/Desde el instante mismo del nacimiento/ me he pasado cantando toda la vida./ Una brasa en mi pecho llevo prendida/ y un incendio de flores vive en mi aliento/ más que una flor quemándose a fuego lento/ soy semilla de alguna fruta prohibida.

Luego de 26 canciones, la cantante agradeció a los asistentes, a su club de fans y a todo su equipo.

Antes de despedirse de esa noche, reunió en el escenario a los invitados para que juntos entonaran “Un mundo raro”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS