Ed Sheeran, el chico tímido que alcanzó el éxito

La sonrisa se le escapa entre acorde y acorde y destaca por ser un joven nada extravagante
A Ed Sheeran la sonrisa se le escapa entre acorde y acorde
FOTO: AP
15/06/2018
17:33
EFE
Londres
-A +A

Cuando tenga 70 años, su pelo se caiga, sus grandes recuerdos se desvanezcan y sus manos no sean capaces de tocar la guitarra, Ed Sheeran al menos podrá pensar, en alto, como a él le gusta, que, no una vez, sino cuatro, llenó Wembley con 90 mil almas dispuestas a escuchar cada verso esculpido por su música.

Es Wembley y su mística los encargados de borrar de un plumazo cualquier atisbo de duda en los ojos del pelirrojo de 27 años quien ya conoce esta plaza y disfruta encarando un escenario de casi 100 mil personas ávidas de espectáculo.

Un show que quizás contrasta con lo solitario de su figura en el centro del mítico estadio londinense.

No precisa de una banda ni coros que le acompañen, Sheeran se sitúa con su guitarra y su porte de chico solitario y tímido. La sonrisa se le escapa entre acorde y acorde y destaca el porqué del éxito de un joven que no es extravagante, no se arma de un espectáculo rocambolesco ni necesita de grandes fuegos artificiales para encender los sentimientos del público.

Sin rozar siquiera la treintena, llena su baúl de recuerdos con tres discos, a cual más exitoso y rotundo. El último, 'Divide' fue el largo más vendido de 2017 y el que él mismo definió como "el mejor" de su carrera, por lo que las dudas acerca de su repertorio pronto se despejan cuando Sheeran arranca al ritmo de 'Castle on the Hill' y 'Eraser'.

La primera más de 'blockbuster' y de estadio que la segunda, que se acerca al rap con el que irrumpió en sus inicios.

A los retazos de lo que fue en el pasado se le unen los éxitos del presente. 'The A Team' saca el Sheeran romántico y 'Dive', uno más nostálgico y evolucionado, en el que el punteo de guitarra acompaña la voz del inglés, que poco a poco se desgarra como cuando el cielo londinense pasa del azul del día al rojo del atardecer.

A medida que la noche se apoderó de Wembley, Sheeran posó sus garras sobre sus devotos, con temas como 'Bloodstream', 'Galway Girl' y 'I'm Happier'.

Incluso se tomó un pequeño receso para recordar el resultado del España-Portugal del Mundial de Rusia y exclamó "si alguien está interesado, han quedado 3-3", incluyó entre risas.

No faltó el humor en Sheeran, quien se burló de sus incapacidades para bailar y animó a que el público no se cortase a la hora de corear sus canciones. "Cantad, aunque sea fuera de tono", apuntó ante los miles de espectadores que sacaron sus mecheros al cielo de Londres.
ed_sheeran.jpg
Foto: AP 

Unos mecheros que lucieron a mayor intensidad cuando "Thinking Out Loud" llegó a Wembley.

Sí, Sheeran pensó en voz alta, pero cantó desde dentro y, pese a la ausencia de una orquesta que le acompañase, sacó todo lo que la canción dio de sí, y dejó uno de los momentos más mágicos al encarar la canción que marcó el punto de inflexión del concierto.

El sol se escondió definitivamente y el británico le dio un aire mas rockero. "Si solo tuviera canciones lentas mis conciertos serían realmente aburridos", reconoció anteriormente. Sus acordes más acelerados acentuaron la evolución del artista y dejaron el campo preparado para la explosión final. La traca final, que no tuvo cohetes, pero sí disparos en forma de emociones.

'Perfect' y 'Sing' dieron paso al bis de la noche, ese que todo Wembley pidió y que llegó con la gran ola que es 'Shape of You', cantada al unísono y repetida hasta la saciedad.

El gran 'hit' de Sheeran, cantada con la camiseta de Inglaterra, solo dejó paso a una canción más, 'You Need Me/ I Don't Need You', que cerró un repertorio de 17 temas que quizás se quedó escaso para las almas que se encontraron reunidas en el mítico estadio de Londres.

Una vez terminada, su imagen, sola, despidiéndose en el centro del escenario, fue el claro reflejo de su música. Ed Sheeran salió, cantó y acabó en solitario en Wembley, pero su voz nunca caminará sola. De eso se encargarán aquellos que nunca le olvidarán, aunque pierda el pelo, la voz o la capacidad de tocar la guitarra. Porque llenó Wembley cuatro veces seguidas. Cuatro. Y con 27 años. 

rad 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS





Documento sin título

 
elektra ofertas CUPÓN ELEKTRA
netshoes ofertas

CUPÓN NETSHOES

cupon amazon

CÓDIGO PROMOCIONAL AMAZON

codigo descuento hawkers

DESCUENTO HAWKERS

descuento aliexpress

CUPÓN ALIEXPRESS