Verónica Castro saca su lado rudo

Con un papel atrevido en "La casa de las flores", la actriz quiere consentir a sus fans de antaño y conquistar a millenials
La Vero saca su lado rudo
El elenco actoral de la serie y su director, Manolo Caro (de lentes), en la presentación de la serie de Netflix. (FOTOS: AGUSTIN SALINAS. EL UNIVERSAL)
10/08/2018
00:02
Ariel León
-A +A

[email protected]

Si hay algo de lo que Verónica Castro está segura y orgullosa es del gran público que tiene y la quiere.

La actriz cuenta que tal hazaña no ha sido fortuita ya que a su gente se la ha ganado a pulso y durante muchas décadas. Quizá es por eso que ahora, a punto de estrenar la primera temporada de La casa de las flores, Castro se muestra nerviosa y con un poco de miedo.

La angustia de la actriz no se debe a que considere que es un mal trabajo el que hizo, su preocupación es resultado de lo que el público verá en pantalla a partir de esta noche.

“Espero les guste, siento que es algo muy atrevido y no sé cómo lo vayan a tomar mis seguidores, aquellos que tengo desde que comencé; no quiero que se espanten y, bueno, espero que a los millennials les guste, estoy en una posición en la que no sé qué pensarán, lo único es que no quiero decepcionar a mis fans de toda la vida ya que es un público que me gané con mucho trabajo y a lo largo de muchos años”, dijo en entrevista la actriz de melodramas como Los ricos también lloran y El derecho de nacer.

Entre otras cosas, en su nuevo papel, Verónica regresará a vender rosas (ya lo hizo una vez en Rosa salvaje) pero ahora también venderá otra cantidad de flores y no sólo eso, porque la trama hará que en algún punto también comercialice marihuana.

Eso no será todo, la actriz se mostrará como una madre, dueña de un emporio de flores, con un matrimonio y familia aparentemente perfectos, aunque quebrados por dentro.

“Es una madre a la que la vida le llevará a atravesar cosas que la harán replantearse la manera en la que la que se ha conducido, ya que al principio es una mujer que quiere guardar las apariencias y hará todo para que así siga siendo”.

Verónica reconoció que, aunque en esta producción de Netflix el director Manolo Caro la llevó a hacer cosas que considera atrevidas, algo a lo que se negó rotundamente fue a hacer escenas de cama, aunque estaban en el guión. “Manolo me mintió, me dijo que iba a ser una madre muy melodramática y acepté. Nunca me dijo que iba a hacer tanta barbaridad, a lo único que sí me negué fue a las escenas de cama, porque siempre he respetado mucho a mi público y eso sí no lo iba a hacer; aun cuando estaba escrito, no lo hice”.

La Vero explicó que si bien disfrutó hacer este papel que la retó y orilló a hacer cosas que antes no hacía, se muestra preocupada por saber cuál será la percepción que tendrá de su nuevo trabajo, tanto de los fans que crecieron con ella, como de los que son más jóvenes y no la conocen.

Aseguró que si bien disfrutó este papel y regresar a los foros de televisión, no está en sus planes volver a esta historia, si se llegara a anunciar una segunda temporada.

“Hacer una nueva temporada no, mi personaje termina bien y hasta ahí. Yo acepté, me llevo mi dinerito y hasta ahí. Lo disfrute y todo”, expresó la actriz.

La mamá de Cristian Castro expresó que trabajar en una serie y de la mano de una plataforma streaming como Netflix, algo nuevo para ella, le ha abierto la posibilidad de regresar en breve a trabajar en proyectos televisivos o cinematográficos.

“Hasta hace unos meses pensaba que a mi edad ya no había papeles para mí, y esto me ha hecho darme cuenta que puedo hacer aún muchas más cosas. Me gustó la manera de trabajar en las series y eso me ha dado un nuevo aliento y nuevas ganas de regresar a trabajar”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS