​La falsa muerte de Agustín Lara

Era marzo de 1932, EL UNIVERSAL reportó el malentendido que por unos momentos hizo pensar que el “Flaco de Oro” había muerto
​La falsa muerte de Agustín Lara
FOTO: Archivo
07/09/2017
00:05
Reyna Avendaño
Ciudad de México
-A +A

“Soy Agustín Lara y me encuentro muy enfermo”, eso fue lo que dijo un hombre al llegar a una casa ubicada en la zona sur de la Ciudad de México.

Era marzo de 1932, EL UNIVERSAL reportó el malentendido que por unos momentos hizo pensar que el “Flaco de Oro” había muerto de manera repentina.

Su aspecto esbelto y bien vestido no dejaron lugar a dudas de que se trataba de la voz de “Amor de mis amores”, “Arráncame la vida” y “Mujer bonita”.

La nota de entonces detalla como algo cómico lo que pasó con este hombre ebrio que mintió al asegurar que era el compositor. “Este sujeto llegó diciendo: 'Soy Agustín Lara y me encuentro muy enfermo'. Estaba perfectamente ebrio y, además, atacado de una gran sofocación”, se lee en las páginas de este periódico.
agustin_lara.jpg
Foto: Hemeroteca EL UNIVERSAL
La familia de aquella casa no pudo atenderlo, entonces lo llevaron al Hospital Juárez, ahí le dieron los primeros auxilios, pero después de hora y media murió de una congestión alcohólica, empezó a correrse la voz y una agencia funeraria mandó a recoger el cuerpo.

“Como los rasgos físicos correspondían a los del popular compositor comenzó a correr la voz de que había muerto, y media hora después, una conocida agencia funeraria de las más importantes de la metrópoli enviaba una elegantísima carroza para recoger los restos, acompañada de varias coronas y mozos elegantísimos. Dicha empresa iba tras el reclame natural que suponía la noticia que había obtenido por uno de sus agentes, pues estos diariamente recorren las comisarías informando sobre las novedades.”, relató este diario.
lara2.jpg
Foto: Fototeca EL UNIVERSAL
No pasó mucho tiempo para que se dieran cuenta del error, entonces la elegante carroza y las coronas regresaron, Agustín Lara, el intérprete seguía vivo; un hombre, que al parecer tenía el mismo nombre era el que había muerto.

“Cuando se dieron cuenta de que no se trataba del músico veracruzano sino de un homónimo, la elegante carroza y las coronas regresaron con todos honores. El caso fue muy comentado ayer. El cadáver del homónimo de Lara fue enviado al Hospital Juárez habiéndose levantado el acta respectiva” finalizó la nota.

El compositor e intérprete mexicano, reconocido por sus poéticas composiciones musicales, nació el 30 de octubre de 1897 y falleció a la edad de 73 años, el 6 de noviembre de 1970, luego de caer en coma por un derrame cerebral.

rad 

 

COMENTARIOS