Una posada pobre pero divertida

Fiel a la tradición, el elenco de Tres Familias organizó la primera posada con ponche, piñata y unos misteriosos romeritos
La familia Barrio Bravo desafió el frío para salir al patio a romper la piñata. (CRISTOPHER ROGEL BLANQUET. EL UNIVERSAL)
17/12/2017
00:00
Erika Monroy
-A +A

[email protected]

En el barrio de Peña Pobre los vecinos y la familia Barrio Bravo alistan los detalles para la tradicional posada.

La Chabela (Alma Zero) asegura que su mamish (Sylvia Pasquel) será la encargada de hacer los romeritos, que quién sabe por qué, le quedan bien ricos.

El Chacho (Carlos Espejel) dice que el secreto de su sazón radica en que su suegra es bruja.

“Doña Frida, mi suegra, como ella es bruja hace sus pócimas y le echa de todo, persigue al (gato) Casimiro, le quita un bigote y hace unos romeritos bien ricos, quién sabe qué les echa pero le quedan muy bien. La Chabela se luce con el bacalao, nada más que ella lo hace con atún, porque el bacalao está bien caro y no nos alcanza para comprarlo”.

En el barrio se organiza una “posada traje” pero no es porque todos los invitados se vayan a poner tacuche y corbata, más bien es porque cada vecino dirá cuando llegue: “yo traje el arroz”, “yo traje los refrescos”, “yo traje los dulces”.

“Pues, como siempre, nos estamos cooperando entre todos, de aquí de la colonia Peña Pobre, porque hay una vecina que le salen bien ricos los romeritos, nada más no se lo vayas a decir a mi mamish, porque ella es la que dice que hace los romeritos, pero quien los hace es doña Raque y pues todos llevan su guisado”, explicó La Chabela.

Así es el humor de esta familia, que protagoniza la telenovela Tres familias, que se transmite por Azteca Trece de lunes a viernes a las 20:00 horas, y esta es la forma en la que se organiza la tradicional posada que da inicio formalmente a las festividades navideñas en nuestro país.

“Es bien bonito, no hay que dejar perder nuestras tradiciones, ¿viste la película de Coco? Yo no, pero véanla, porque creo que habla de tradiciones, de la familia, de convivir. Nada más que unos sí se pasan de lanza, porque se agarran del maratón Guadalupe-Reyes,... aunque también hay otros que se agarran desde Muertos-Reyes”, agregó La Chabela.

Entre las piñatas, las luces de bengala, el frío y los cánticos es como los vecinos es este barrio pobre pero alegre disfrutan de la fiesta y de una de las tradiciones más importantes de la temporada.

Chacho Barrio explica la importancia de estas fiestas: “Porque creo que habla de nuestras tradiciones mexicanas, de nuestro barrio, de nuestras raíces, por eso yo creo que sí es bien importante que los chavitos aprendan eso, que vean desde niños cómo cargar al niño y esas cosas, también es una bonita manera de convivir con los vecinos”.

Antes de que la fiesta inicie, La Chabela tiene un consejo para evitar los excesos. “Amiga, si tú eras un patito feo, y después te convertistes en un bello cisne, no te vayas a pasar de lanza en la cena porque vas a terminar como guajolote para la cena de Navidad”, expresó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS