“¡Nada es imposible!”, dice la Miss Universo sudafricana

Demi-Leigh Nel-Peters habló también sobre la importancia de unirse contra el abuso sexual
Ganó en la final a Colombia y Jamaica (MATT PETIT. AFP)
28/11/2017
00:03
Las Vegas
Redacción y AP
-A +A

La sudafricana Demi-Leigh Nel-Peters compartió un mensaje en su cuenta de Instagram luego de su triunfo en Miss Universo 2017. Nel-Peters, de 22 años, se impuso en la final a las representantes de Colombia y Jamaica.

“De Francia a Sudáfrica. Esto es para cada chico y chica que tiene un sueño. ¡Nada es imposible! Sudáfrica, te amo”, escribió para acompañar una imagen en la que luce ya su corona y banda de Miss Universo.

Desde el inicio, Nel-Peters era una de las favoritas desde el inicio de la competecia y cumplió con los pronósticos a pesar de que hace meses enfrentó una polémica al visitar un hospital de niños con VIH y usar guantes para convivir con ellos.

El domingo, cuando se le pidió que comentara sobre acoso sexual justo después de ser coronada, contestó: “Si las mujeres nos tomamos de la mano y permanecemos unidas, somos indestructibles. Y podemos decirle no a cosas que están mal en el trabajo, en el hogar o donde sea que vayamos”.

En Estados Unidos, docenas de políticos, ejecutivos y actores de Hollywood y personalidades de los medios de comunicación enfrentan acusaciones de acoso, abuso o conducta sexual inapropiada, desatadas por una ola de denuncias contra el magnate del cine Harvey Weinstein.

“Me entregué en cuerpo y alma”. La mexicana Denisse Franco, que no pudo pasar de la primera ronda del concurso que se realizó en Las Vegas, contó su experiencia.

En redes sociales el nombre de Franco se convirtió en tendencia, pues usuarios consideraron injusto que no pasará a la siguiente ronda. “Me siento muy orgullosa de mí misma, que a pesar de ir en contra de la corriente puede lograr mi objetivo. Di lo mejor de mí y lo más importante, todo México apoyándome. Dios no se equivoca y confío en que tiene cosas mejores que ofrecerme.

“Todos sabemos que me entregué en cuerpo y alma, que el obtener un buen lugar no estaba en mis manos. Dios sabe lo que realmente pasó y observa en todo momento. Le doy gracias a la vida por la oportunidad de esta experiencia”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS