Mujer Luna Bella, la "porn star" que pensó en el suicidio

Famosa en PornHub, publicará un libro de superación para demostrar que es más que desnudos y sexo
Mujer Luna Bella, la "porn star" que pensó en el suicidio
La joven desea estudiar canto y terminar la carrera de Ciencias de la Comunicación FOTO:CORTESÍA
15/01/2018
00:10
Cynthia Talavera
Ciudad de México
-A +A

En una década, Mujer Luna Bella pasó de sufrir las privaciones de la pobreza a convertirse en una estrella del entretenimiento para adultos. Trabajó como teibolera, se prostituyó, grabó escenas pornográficas, llegó a pensar en el suicidio y ahora acaba de terminar un libro y es DJ.

Según datos del sitio Pornhub, en 2017 Mujer Luna Bella fue la más buscada por usuarios mexicanos en esa plataforma de videos pornográficos, por encima de otras figuras como la famosa Mia Khalifa. Ya en 2016 había tenido el mismo honor.

La historia más conocida de ella indica que saltó a la fama en Internet por un video grabado en 2012 en el metro de Monterrey, en donde se desnudó en pleno vagón. Hoy,  Mujer Luna Bella tiene 726 mil seguidores en Twitter, 1.9 millones de suscriptores en YouTube y 950 mil seguidores en Instagram.

Lo que pocos saben es que Verónica Meléndez Coronado —su verdadero nombre— nació en la ciudad de Monterrey, en una familia de escasos recursos. Como la mayor entre cinco hermanas y un hermano, desde pequeña tuvo que ayudar a sostener a su familia y eso la llevó a trabajar en un table dance, tiempo después de haberse rebelado contra su padre y escapar de su casa.

luna_bella_nina.jpg

“Yo era una teibolera. De los 16 a los 19 años solamente era bailarina, porque era virgen. Lo más que llegaba a hacer era sexo oral”, recordó en entrevista con EL UNIVERSAL. “No sabía lo que era un teibol. Fue un espanto para mí cuando entré al lugar y vi a una chica completamente desnuda. Fue como un trauma”, detalló al hablar de sus inicios en esa labor.

Como dice Scarlett O’Hara en Lo que el viento se llevó: "Voy a sobrevivir a esto y cuando todo acabe nunca volveré a tener hambre. Ni yo ni mi gente. Así tenga que mentir, robar, engañar o matar’”, así Luna Bella tenía en mente sacar adelante a su familia, sin importar cómo y sin tomar en cuenta al padre machista que le repetía, una y otra vez, que era una “puta”.

Tras el trabajo como teibolera, Verónica comenzó a prostituirse y tras mudarse a la Ciudad de México daba servicios de escort en hoteles. “Vivía atemorizada. No sabes qué va a pasar, si es un narco, un psicópata, literal vas a arriesgarte la vida”.

Comenzó también a dar shows por todo el país, a estudiar Ciencias de la Comunicación y tomó un curso de DJ. Cuando estaba pensando en la manera de conseguir 100 mil pesos para comprar el equipo musical que quería, le ofrecieron grabar cuatro escenas pornográficas —cada una por 25 mil pesos— y aceptó.

El lado oscuro de la Luna

Con la fama y el dinero que llegaron una vez que se volvió popular en Internet, Mujer Luna Bella también enfrentó la soledad y problemas de drogas.

“Le vas agarrando sabor al dinero, entonces quieres más, más y más. En el camino obviamente te encuentras las drogas. Nunca me metí cocaína, era más de alucinógenos. Había un vacío en mí”.

Al estilo de lo que decía Maquiavelo acerca de que “todos ven lo que aparentamos pero pocos ven lo que somos”, Luna Bella se mostraba muy sonriente en sus shows y en sus redes sociales, pero ya no podía más.

“Llegué a pensar en el suicidio. Decía:  ‘ya no quiero esta vida, de qué me sirve estar ganando dinero si no soy feliz’. Sí atenté contra mi vida. Me estaba dejando morir”, recordó al hablar de que cada vez hacía cosas más extremas, con quien fuera. 

“Vamos a darle hasta que mi cuerpo aguante”, concretó.

Verónica recuerda que escuchó una voz que la alentó a levantarse y fue en esa época en que se acercó al cristianismo. También el amor contribuyó a su recuperación, pues conoció a un joven, Mario, quien es su pareja desde hace más de dos años. Aunque su relación no ha estado libre de problemas, sobre todo por el pasado que la persigue.

“Lo más difícil ha sido lidiar con la imagen pública que ella tiene. Es inevitable que el pasado te siga en el presente. Es algo que no se borra tan fácilmente”, explicó Mario, para quien el personaje de Mujer Luna Bella se queda en los shows y videos, pues para él es Verónica, “una persona muy tierna, cariñosa, infantil, sensible. Nada qué ver con lo que representa en las redes sociales”.

Abraza tus sueños

Una vez que superó los problemas que la llevaron a tocar fondo y alejada de la prostitución, el table dance y los shows en vivo extremos, la joven de 26 años tiene en mente publicar su autobiografía, que recién terminó de escribir, y que llevará por título "La otra cara de la Luna". Además, mejora en su arte circense y de danza aérea y planea tomar clases de canto y terminar en línea la carrera de Ciencias de la Comunicación.

El hecho de ser la estrella de búsquedas en Pornhub es algo que aún no asimila, aunque agradece la publicidad que eso le da para seguirse superando cada día.

“Mi sueño de niña era ser escritora. Mi lema en la vida es ‘abraza tus sueños’ Yo abracé ese sueño, no me importó que mi papá me dijera que ya no iba a estudiar. Yo seguí escribiendo. Quiero demostrarle a la gente y a mí que no todo mi talento es desnudarme y tener sexo. Hay más allá de eso”.

mujer_luna_bella_2.jpg
“Siento que todos tenemos dos caras, como la Luna, una que le mostramos al mundo, pero también hay una parte oscura en todo ser humano. Vivo entre la luz y la oscuridad”
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS