Mejor que se acabara el TLC: Alan Coton

El secretario del Sindicato de Directores cree que así su gremio podría exigir más
Integrante de la comisión de vigilancia de la Sociedad de Realizadores (CLASOS)
14/10/2017
00:14
César Huerta / Corresponsal
Tlalpujahua.
-A +A

[email protected]

El Sindicado de Directores en México espera que sus colegas canadienses contribuyan a abrir el Tratado de Libre Comercio y eso ayude a tener mejores condiciones de exhibición para la cinematografía nacional.

Alan Coton, secretario general de la organización y también integrante de la comisión de vigilancia de la Sociedad de Realizadores, considera que lo mejor sería que el TLC terminara por completo.

“México no quiere abrir la discusión sobre la cultura y el cine, pero seguimos en el objetivo; quizá nuestros amigos del sindicato de Canadá nos hagan fuertes, reclaman los pésimos salarios y condiciones laborales que tenemos y esperamos que eso nos ayude a abrir ese rubro.

“El Tratado no nos ha convenido en nada, si se abre a partir de ahí podemos exigir que las salas tengan más tiempo para cine mexicano y justo es el problema y con el TLC no podemos exigir, lo mejor sería que se acabara”, expresa Coton.

El director de Nesio se encuentra ahora como jurado en Feratum, festival internacional de cine fantástico, terror y ciencia ficción, al lado de gente como Carlos Carrera.

Sigue esperando el estreno en salas nacionales de Santiago apóstol, cinta que dirigió en España protagonizada por el argentino Julián Gil.

El largometraje, ya visto en la televisión estadounidense, aborda la vida de uno de los 12 discípulos de Jesucristo y quien murió a manos de Herodes de Agripa entre los años 41 y 44 de la actual era.

A Gil, argentino protagonista del teledrama Hasta el fin del mundo, le toca representar la vida de este santo, desde que conoce al llamado Mesías, hasta su asesinato.

“Estoy tratando de convencer al productor (risas), pero ellos se mandan solos”, apunta Coton.

Para 2018 espera comenzar el rodaje de Campeona sin corona, para la cual desea a Joaquín Cosío en el papel de reportero de nota roja.

El proyecto ya cuenta con el apoyo del Fidecine, responsable de apoyar historias de corte comercial y espera consolidar el Eficine para que empresas destinen parte de su Impuesto Sobre la Renta a la producción.

“Es una comedia negra en donde este reportero investiga un crimen que se realiza en un concurso de belleza y en el cual hay involucrado todo tipo de crímenes”, revela.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS