“Marjorie de Sosa armó un show mediático y vergonzoso”

El abogado de Julián Gil dice que la pensión alimenticia que la actriz pretendió devolver ante el juzgado es irrenunciable
El abogado dice que no se ha logrado algún acuerdo fuera de juzgados. (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)
20/02/2018
00:09
Araceli García
-A +A

[email protected]

Un desconocimiento total de la ley se ve reflejado en las acciones de la actriz Marjorie de Sousa y su defensora Alma Pellón, considera el abogado Rodrigo Carmona.

Estas declaraciones llegan luego de que el jueves pasado De Sousa se presentara ante el juzgado de lo familiar de la Ciudad de México para regresar los cheques que en un principio se decía era la manutención extendida por Julián Gil para su hijo Matías.

“   Montando un show mediático pretendieron en la calle —no en un juzgado— entregar unos cheques”, relata Rodrigo Carmona.

“La pensión alimenticia es irrenunciable y eso lo establece nuestro código civil, el artículo 321 para ser preciso. (Sousa) no está facultada para renunciar a una pensión que no es para ella, es para su hijo”, asegura.

Carmona, quien es defensor de Julián Gil, explica además que al indagar sobre qué cheques pretendían entregar se le informó que no eran de la pensión, sino que se trataba de dinero que Julián había pedido que se le devolviera.

“Yo no sé en calidad de qué renuncia. Yo no sé de qué son esos cheques. Estuvieron ante el notario y me quisieron devolver los cheques. Yo les dije: ‘exhíbanlo en el juzgado’ porque los procedimientos se resuelven en los juzgados, no en las escaleras del tribunal ni en las esquinas de las calles. Me pareció que lo que hicieron fue vergonzoso, poco serio”, dice.

De acuerdo con Carmona, cuando Gil supo los hechos se sorprendió al considerar que se trataba de un intento por desprestigiarlo o afectar su reputación.

El abogado además señaló que en ningún momento Julián Gil ha pretendido deslindarse de responsabilidades ante su hijo pues fue él quien demandó solicitando al juez que se le impusiera una pensión alimenticia.

“El objeto del litigio es determinar qué cantidad pero nunca se ha ventilado la posibilidad de que no le proporcione una pensión alimenticia”.

De acuerdo con Carmona, aunque en un principio hubo un diálogo entre Sousa y Gil, esto no se ha repetido y no se ha podido concretar algún acuerdo fuera de los juzgados.

Sobre la suspensión de las visitas entre Gil y Matías en el Centro de Convivencia Familiar, Carmona explica que la petición surgió debido a la cobertura mediática que estaba afectando la privacidad de otros niños que van a convivir.

“Julián quiere ver a su hijo en un entorno sano sin supervisión porque no hay razón para que vea a su hijo con supervisión”, aclara.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS