La mamá de Selena se sentía asustada

El riñón que recibió la cantante de su amiga le durará entre ocho y 30 años
Francia y Selena son amigas desde 2007. (INSTAGRAM)
19/09/2017
00:06
REDACCIÓN Y SUGHEY BAÑOS
-A +A

[email protected]

Días después de que se diera a conocer el trasplante de riñón al que se sometió la cantante Selena Gomez, su madre, Mandy Teefey, compartió en Instagram su sentir. Teefey publicó la imagen con la que Selena informó de la intervención, junto a su amiga Francia Raisa, quien le donó el riñón, tomadas de la mano en el hospital.

La madre de Selena comentó que como madre se sentía “indefensa, asustada y todo lo que podía hacer era rezar por ambas, por la hermosa familia de Francia”.

“Selena obtuvo un riñón, yo fui capaz de conservar a mi pequeñita, pero también gané otra hija… gracias a todos los que estuvieron ahí para Sel, Francia y nuestras fa milias. Sobrevivimos por el amor, oraciones y Dios”.

Gomez, desde hace dos años, ha enfrentado una lucha contra el lupus, una enfermedad que la ha llevado al retiro temporal de los escenarios pero, ¿qué sigue para Selena tras el trasplante?

La nefróloga de la Universidad Nacional Autónoma de México, Catalina Duarte, explicó: “Es una enfermedad autoinmune, es decir, las propias defensas comienzan a reaccionar en contra del propio cuerpo. Puede tener afección en el cabello, formación de úlceras, problemas en riñón, derrames, dolor en las articulaciones. Se presenta a cualquier edad.

Sobre los riesgos que Gómez debió enfrentar con este procedimiento son varios, como en toda cirugía, pero hay uno que se debe evitar a toda costa.

“Lo principal es vigilar que no haya un rechazo al órgano. Generalmente se mantienen en observación 4 o 5 días, para ver que vaya mejorando la función del riñón”.

A partir de que sea dada de alta de la hospitalización, los siguientes pasos que la cantante deberá seguir es una revisión periódica de su función renal y el ajuste de medicamentos, que deberá tomar mientras tenga el trasplante. “Puede durar ocho años, 10 o 30, es variable, pero mientras tenga su riñón funcionando necesita llevar su medicación constante”.

En cuanto a la salud de Francia Raisa, la donante, la nefróloga dijo que después de los cuidados postoperatorios puede llevar una vida normal, aunque se recomiendan revisiones anuales.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS