Ingrid Brans deja atrás a "La Reata"

La ex modelo de El mañanero, quien ahora exhibe su belleza en redes, lucha por el empoderamiento de la mujer
Ingrid Brans deja atrás a "La Reata"
La edecán argentina trabajó primero en el programa Muévete. (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
12/09/2017
00:03
Cynthia Viviana Talavera
-A +A

[email protected]

“Cuando eres una mujer muy abierta, la sociedad te señala”, dice la modelo Ingrid Brans, quien durante más de seis años fue conocida como "La Reata" en el programa El mañanero de Brozo.

Famosa por su espectacular figura y por portar siempre una máscara, en junio del año pasado, Brozo reveló su rostro y se supo entonces la identidad de la joven, quien nació en Argentina en 1986 y llegó a nuestro país hace una década sólo para una boda, pero terminó quedándose a vivir aquí.

Desde el final del programa, Brans se ha mantenido activa en redes sociales, mostrando su famoso cuerpo con muy poca ropa y, durante una entrevista en EL UNIVERSAL, declaró que no tiene ningún problema en exhibirse así. “Vamos a decir la verdad: el cuerpo, el sexo vende. Por los tabúes que hay en México se da ese morbo y por eso vende”.

Brans trabajó como edecán y modelo hasta que llegó al programa Muévete, donde solía “robar pasarela” y por eso la invitaron a hacer casting para El mañanero, en donde aparecía en bikini o minifalda.

Tras varios filtros, quedó en la etapa final junto a otras dos chicas y la idea era hacer pruebas durante algunas semanas. Aunque levantarse a las seis de la mañana no la convencía del todo, finalmente ella pudo con el reto y las otras chicas abandonaron el proyecto.

Entonces nació La Reata, la mujer enmascarada que cautivaba en sus apariciones en El mañanero y que se desnudó en las páginas de la revista Playboy en 2010.

“Cuando me quitaron la máscara, Víctor me abrazó, se me cerró la garganta, tenía unas ganas de llorar, era mi familia, eran las personas que yo tenía en ese momento, que me cuidaron, que me dieron trabajo. México me dio de comer y esas personas no las olvido, les voy a agradecer toda la vida”, recuerda sobre su paso por la emisión.

“Me trataron como una reina, jamás me faltaron el respeto, jamás me trataron mal, siempre tuve el apoyo de todo el equipo, fueron seis años y cuatro meses, veía más a esa gente que a mi familia”.

Al igual que en el programa, en su cuenta de Instagram, Brans comparte imágenes desnuda, en lencería o bikini, pero lo hace para “clavar el aguijón” en los temas que le interesan, como el empoderamiento de la mujer:

“El sentir completa libertad de abrir mi boca y decir lo que quiera, y abrir mis piernas y compartirlas con quien quiera; creo que la mujer nunca tiene que cruzar esa línea de la delicadeza y lo vulgar”.

Como una mujer atractiva, Brans ha sufrido el machismo y los calificativos por el tipo de imágenes que comparte en redes sociales. “Cada vez que publico una foto, no está fuera un Don Juan, que con un vocabulario delicado me señala como una mujer ligera”.

“Al macho mexicano se le está escapando la mujer, es esta generación en la que la mujer se está desenvolviendo mucho. Temas como el aborto, brindan muchísima libertad a la mujer, el poder de decisión, entonces el hombre se está espantando”.

En sus relaciones amorosas ha sufrido de celos e inseguridad por parte de sus parejas y eso es algo que no tolera Brans, quien, entre sus nuevas actividades, tiene la de llevar información sexual a los jóvenes a través de diversas campañas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios