Elvis Presley con la corona bien puesta

Ya no es tan popular como en los 90 pero a 40 años de su muerte genera 27 mdd anuales
Ilustración de Carreño
16/08/2017
00:06
Humberto Montoya O.
-A +A

Hace 40 años Elvis Presley abandonó este mundo pero dejó un legado que, además de dominar la escena musical y hacer eco hasta nuestros días, abarca otros campos como el cine, la moda y un estilo que lo llevó a convertirse en todo un ícono a nivel mundial.

El cantante, oriundo de Tupelo, Mississippi, consiguió el título de El Rey del rock con base en trabajo, talento, movimientos de caderas y un encanto que hacía suspirar a mujeres y provocaba la envidia de otros hombres. Sin embargo, el ascenso de la estrella siempre estuvo impulsado por su deseo de superación, ya que los orígenes del artista no fueron privilegiados e incluso su padre, Vernon Presley, no era el mejor modelo a seguir.

Alfonso Lebrum, crítico de música, explica en entrevista la importancia de su legado. “Siento que Elvis hoy no tiene la influencia musical que tuvo en la década de los 80 y en la primera mitad de los 90 pero esto no quiere decir que haya dejado de ser uno de los tres íconos más importantes de la música popular.

“Es el ícono del rock and roll por excelencia, no hay nadie más arriba. El verdadero concepto de rock star no existía antes de Elvis Presley, él fue la conexión entre el jazz, el rock y el blues”.

Lebrum comenta que además de su encanto y movimientos de cadera, la voz, su visión para los negocios y un estilo inigualable, fueron los ingredientes para lanzarlo al estrellato.

“Muy poco se habla de la voz de Elvis, de si realmente tenía los rangos vocales para ser considerado uno de los mejores cantantes. Pero él tuvo varias colaboraciones con Frank Sinatra, quien dijo que era muy difícil llegar a sus rangos. Esto de repente se pasa por alto, pero su calidad vocal era increíble.”

Para el crítico, incluso los momentos más oscuros en la vida de El Rey fueron bien llevados al estar en las manos correctas: su mánager, el coronel Tom Parker:

“Hasta la etapa de drogadicción y decadencia estuvo bien manejada, con 35 o 40 kilos de sobrepeso; hubo una maquinaria que conservó a El Rey. Parker siempre consideró que había hecho de Elvis un producto. Lo consiguió”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS