Devuelven sueño a damnificados

Con bolsas de plástico recicladas, la actriz Michelle Renaud elabora colchonetas para víctimas del sismo. Ha repartido 200
Michelle y su amiga Mónica Núñez tienen planes de ayudar a personas en situación de calle. (FOTOS: AGUSTÍN SALINAS. EL UNIVERSAL)
08/10/2017
00:02
Ariel León
-A +A

[email protected]

Para la actriz Michelle Renaud no sólo con dinero y víveres se puede ayudar a los afectados por los pasados sismos ocurridos en México.

Ella se ha sumado a la iniciativa de su amiga Mónica Núñez para recolectar bolsas de plástico y con ellas hacer colchonetas para los cientos de personas que en estos momentos se encuentran sin hogar en algún albergue del país.

Michelle, quien se considera una persona ecofriendly y una mexicana preocupada por su país, platicó a EL UNIVERSAL que la inciativa de su amiga busca ayudar a los afectados y a su vez ayudar al medio ambiente.

“Las bolsas de plástico son una de las cosas más dañinas para el medio ambiente, no se reciclan, van a parar a las alcantarillas, a los océanos, son tóxicas, en fin, provocan muchos daños ambientales, así que me pareció una buena idea utilizarlas para hacer un bien a quien en este momento más lo necesita”, dijo.

Esta fue la razón por la que hace dos semanas la actriz pidió la ayuda de sus seguidores en redes sociales para recolectar bolsas y hacer colchonetas térmicas que se entregarán a distintos albergues, así como a comunidades afectadas.

Explicó que, al ser de plástico, estas colchonetas tienen más ventajas y beneficios que unas hechas de tela o algún otro material.

“Como son de plástico te protegen del frío pero si hace calor también son frescas. A diferencia de las hechas con telas, éstas nunca tendrán ácaros, piojos o chinches, además duran hasta 15 años y se lavan menos que las de tela, en fin creo que eso las hace que sean más prácticas y funcionales, por ello es que buscamos hacer más para poder llevarlas a esos lugares en donde no la están pasando bien”, dijo.

Hasta el momento la amiga de Michelle, Mónica, quien inició la campaña de recolección de bolsas, afirma que han realizado alrededor de 200 colchonetas, mismas que se han entregado en sitios afectados de Oaxaca, Morelos y Ciudad de México.

Para la realización de una colchoneta se necesitan más de 7 mil bolsas y al día una persona puede hacer una colchoneta y media, una labor que si bien no es tan rápida, afirma Renaud que también ayuda para liberar el estrés.

“Lo que Mónica busca es enseñar a la gente a hacer estas colchonetas para que las personas que hoy están en los albergues y tienen tiempos muertos puedan aprovecharlos en algo que ayudará a alguien más en otro lado y además funciona como algo terapéutico”, especificó.

La idea de Renaud y Mónica es a su vez poder conscientizar a las personas acerca del uso del plástico y reutilizarlo para que cause menos daño, por ello desean que esta iniciativa no desaparezca tras la reconstrucción de las zonas afectadas pues, dice, los albergues y las personas en calidad de calle también las necesitan.

“Todos hablamos de las personas que perdieron todo en los sismos pero se ha comprobado que la gente de la calle o los más desprotegidos también han acudido a los centros de apoyo y eso nos demuestra que también a ellos debemos ayudar, porque ellos también son México y normalmente no volteamos a verlos.

“La idea es también ayudar a ellos y, con estas colchonetas, al menos poder brindarles un cobijo o algo donde puedan dormir”, añadió.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS