Derbez prefirió un crédito que una exclusividad

El actor, quien se mudó a Estados Unidos hace cinco años, comenta que tenía la opción de vivir cómodamente en México, pero decidió arriesgarse por sus proyectos
El actor y cineasta lleva cinco películas al hilo en Estados Unidos y acaba de filmar en México El complot Mongol. (CARLOS MEJÍA. EL UNIVERSAL)
23/08/2017
00:00
César Huerta
-A +A

[email protected]

Hace cinco años que Eugenio Derbez dejó la comodidad de trabajar en México, donde tenía trabajo y sueldo seguro, para embarcarse en la aventura estadounidense y, aunque contabiliza cinco largometrajes allá entre actor y productor, el aumento del dólar no lo ha hecho fácil.

De entrada, señala el histrión, todo lo saca a crédito, algo común en el país de las barras y las estrellas.

“Me fui cuando el dólar estaba en 13 pesos y cachito y con mis ahorros, no tenía una chamba fija.

“Televisa me ofrecía seguir pagando y dije no, eso no existe, nadie te paga por no hacer nada (risas), sentía que si firmaba un contrato por un lado tendría tranquilidad económica, pero por otro me preguntaba qué pasaría si estuviera en medio de un buen proyecto en EU y me pedían regresara a hacer algo, entonces dije que no”.

Derbez recuerda que cuando subió el precio del dólar se asustó porque ya no es “un chamaco”, pero después las cosas empezaron a funcionar en EU.

“Y allá todo lo debes (risas), cuando yo estaba acostumbrado a no deber nada, allá es todo a crédito: el coche, la casa, lo que tengas lo pagas así o lo rentas, no puedes poseer nada porque las cantidades son altísimas y así es el sistema allá, eso te dicen. ¡Y así la va uno librando!”

Recientemente filmó en Vancouver, Canadá, la comedia Overboard, al lado de Anna Faris (Scary Movie), que también produce.

Ahora Eugenio está en espera del lanzamiento de Geostorm, donde interpreta a un astronauta mexicano, y The Nutcracker and the Four Realms, en la que encarna a al rey de las flores.

¿Por qué llamar a otros actores mexicanos a Overboard?

¡Ve quienes son! Fernando Luján hace a mi papá; Mariana Treviño (Club de cuervos) y Cecilia Suárez son mis hermanas que me están buscando y son papeles importantes, incluso más quizá, que el de Eva Longoria, y los personajes de Omar Chaparro y Adrián Uribe trabajan conmigo en algo temporal.

¿Teniendo ambas cachuchas de actor y productor, cuándo se acababa el segundo?

Allá es otro mundo al que he debido acoplarme. Tuve que aprender a soltar un poco, porque aquí en México, por presupuesto, se deben hacer miles de cosas y allá no se tiene tanto control.

Aquí tomaba las decisiones de todo y no comía por estar resolviendo cosas, por ejemplo, si una patrulla no dejaba filmar, me pedían que hablara con alguien para resolverlo. Allá hay más gente en eso. He aprendido a confiar y hacer mi parte.

Tu filmografía está llena de comedias ¿no te interesa hacer drama?

Me gusta mucho, pero reconozco que mi fuerte es la comedia. Crecí viendo a mi mamá (Silvia Derbez) haciendo drama, para hacer a la indita de María Isabel estuvo en la sierra cuatro días y aprendió mixteco, era clavada en la actuación.

Tengo ese gusanito y en EU me consideran más actor dramático (por Milagros en el cielo); me han ofrecido papeles, pero no he aceptado por preferir enfocarme en mis películas.

A tu mamá le dijiste que un día estarías en el Oscar, ¿le cumplirás esa promesa?

Creo va a quedar como una anécdota, por lógica el género que manejo que es comedia, es difícil que gane un premio. Todo mundo dice que hacer comedia es complicado, pero no se premia (risas).

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS