Confrontados por Versace en American Crime History

Mientras la familia desacredita la serie sobre el diseñador, la escritora Maureen Orth y Penélope Cruz defienden su trabajo
Ricky Martin interpreta a Antonio D’Amico, y Edgar Ramírez a Versace en la serie que se estrena mañana. (FOTOS: FX)
17/01/2018
00:12
Erika Monroy y Juan Manuel Navarro
-A +A

[email protected]

Una ficción, así califica la familia de Gianni Versace la historia que se cuenta en la serie American Crime Story: El Asesinato de Gianni Versace; la autora del libro del que se basa esta historia, Maureen Orth, dice que no es cierto.

En 1999, la periodista y escritora publicó el libro Vulgar favors, en donde describe al asesino del diseñador de moda, Andrew Cunanan, y la relación que tenían ambos.

La producción de Ryan Murphy (American Crime Story: People vs. O. J. Simpson, American Horror Story, Glee) tomó como base el trabajo de la periodista, que ha sido desacreditado por la familia Versace.

“Me parece ridículo (que crean que es una ficción), absolutamente no. Ese libro es totalmente y 100% un reportaje, yo me entrevisté con más de 400 personas, no lo considero ficción. Yo lo hice con la misma pasión, dedicación y trabajo muy duro como lo hago con cualquier artículo; soy periodista, no una novelista”, dice la escritora vía telefónica.

La serie se estrena este jueves a las 22:00 horas por el canal de paga FX y tiene la participación de Ricky Martin, Penélope Cruz, Darren Criss y Edgar Ramirez como Versace.

En los capítulos, se verá la investigación derivada del asesinato en el Miami de 1997.

“Yo empecé haciendo un artículo para Vanity Fair y, cuando Andrew mató a Versace, yo sabía en mi reportaje original, en el artículo, que él había conocido a Versace antes y nadie sabía eso, ni la policía, entonces yo fui la persona que dijo eso.

“Después de eso pasé como 18 meses viendo y hablando con las víctimas, aparte de la familia de Versace, que nunca quiso. La policía de Miami se fue muy frustrada, porque hizo excepciones para la familia de Versace, pero mi proceso fue meticuloso y muy detallado de todas las instancias. Con base en la investigación de la policía, las familias de las víctimas, los amigos de ellos, sus compañeros de trabajo, que traté de recrear el mundo de Cunanan y donde vivía él”.

El diseñador italiano murió a los 50 años por dos disparos en la cabeza y cuello afuera de su mansión de Miami, en 1997, a manos de Cunanan, responsable también de cuatro muertes más en Estados Unidos.

Antes de aceptar el papel de Donatella Versace en la serie, Penélope Cruz lo consultó vía telefónica con la hermana del diseñador italiano. La actriz española comenta que no quería que hubiera malentendidos entre ambas, dado que además de ser su diseñadora, son amigas.

“Cuando Ryan Murphy me ofreció el papel de Donatella le dije que tenía muchas razones para decirle sí al proyecto, pero que antes tenía hablar con ella”, expresa Penélope.

“Hice la llamada y nos quedamos hablando por una hora, hablamos de muchas cosas: de su vida, su familia y me dijo que estaba contenta de que yo la iba a interpretar.

“Si ella no me hubiera dicho esas palabras, yo no hubiera aceptado el papel porque mi intención también fue hacerle saber que iba a participar en la serie con mucho respeto porque estimo mucho a la familia Versace”.

Maureen Orth adelanta que la serie mostrará las diversas hipótesis sobre las causas del asesinato del modisto, entre las que destacan su relación con la mafia, un asunto de celos y el sida.

“Creo que no tengo ningún problema de estar en la controversia, porque sé cuál es la verdad y creo que es justo, no me molesta porque estoy muy segura de lo que reporté”, comenta.

El imperio de la moda que construyó Versace quedó como sobreviviente de su muerte. Estrellas como Naomi Campbell, Linda Evangelista y Cindy Crawford portaron sus diseños en las pasarelas. Madonna y Elton John también lucieron sus creaciones.

Gianni Versace dio sus primeros pasos en la moda a los nueve años, fue su madre quien empezó a enseñarle a elaborar ropa y le contagió esta pasión, pues era costurera en Italia.

“Fue criado por un padre que le dijo toda la vida que él era extremamente especial y debía hacer cosas grandes. Era una persona que quiso mucho la fama; por ejemplo, cuando tenía 12 años, se vistió como el príncipe Carlos y le pidió a otra niña ser la princesa Diana; siempre quiso ser alguien muy destacado”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS