10 cosas que no sabías de la prometida del príncipe Harry

Meghan Markle no es sólo una actriz estadounidense, para saber un poco más, he aquí algunos datos que no sabías de ella
La pareja hizo público su compromiso hace una semana (INSTAGRAM)
05/12/2017
09:32
Gurú de Estilo
-A +A

Sin duda, uno de los grandes temas de la semana fue el compromiso del aparentemente incasable príncipe Harry de la Inglaterra con la actriz estadounidense Meghan Markle. El hecho de que haya sido aceptado sin reticencias por la muy tradicional monarquía inglesa es un hecho muy sorprendente, ya que Meghan es mayor que Harry (ella tiene 36, él 33), es extranjera y divorciada; y sin embargo, la actriz y Harry están oficialmente comprometidos con la venia de la reina Isabel. Así que para saber un poco más de quien seguramente estará cada semana en las páginas de las revistas del corazón, aquí te damos 10 datos que seguramente no sabías de ella. Y en el tutorial ¿quién es Alessandro Michele?

Recuerda que Gurú puede resolver todas tus dudas sobre moda y estilo, escribe a [email protected].

1) Un encuentro casual en Los Ángeles cambió su vida.

Meghan estudió Teatro y Relaciones Internacionales en la Universidad Northwestern, en Illinois, y trabajó algunos meses en la embajada de Estados Unidos en Argentina. Sin embargo, en una fiesta en Los Ángeles conoció a un mánager de artistas y cuando éste vio un corto estudiantil en el que aparecía Meghan, la convenció de que se quedara en la ciudad y persiguiera una carrera en la actuación; no sólo eso sino que ¡le ofreció representarla! ¿Su primer papel? Fue una de la galanas de Ashton Kutcher en Muy parecido al amor, en 2005.

2) Estuvo en cinco programas piloto antes de Suits.

Antes de lograr obtener el papel de Rachel Zane en Suits, Meghan apareció en cinco programas piloto que ninguna de las grandes televisoras quiso. Uno de los programas acerca de los que se sentía más esperanzada era uno que se llamaría The Apostles con las actrices Leslie Hope, de 24 y Jessalyn Gilsig, de Glee, pero no fue seleccionado.

3) ¿La conexión fue un amigo de Harry?

Meghan y Harry recién declararon que prefieren no revelar la identidad de la persona que los presentó “para no perturbar su privacidad”, pero se especula que fue la diseñadora Misha Nonoo, amiga cercana de Meghan y quien estuvo casada con Alexander Gilkes, quien los presentó. Gilkes tiene fuertes lazos con la casa real inglesa: estuvo en la boda de Kate y William en 2011 y fue jefe de la princesa Eugenie (prima hermana de Harry), ¿será?

4) Harry tenía un crush con Meghan años antes de conocerla.

La experta en realeza Katie Nicholl, reveló en el documental Cuando Harry conoció a Megha, que se transmitió por el Canal 4 de Inglaterra, que en una noche con amigos hace un par de años, alguien le preguntó a Harry quién era su mujer ideal, y, supuestamente, él respondió: “Meghan Markle, de Suits” #oooooh

5) A los 11 años le escribió una carta a Hillary Clinton.

Meghan realmente es una apasionada de algunos temas sociales como el feminismo. Cuando tenía 11 años, un comercial para líquido lavatrastes que decía “las mujeres de Estados Unidos luchan contra los trastes grasosos”, la hizo enfurecer pues le pareció terriblemente sexista. Su padre la animó a escribir a la compañía que fabricaba el jabón; a Hillary, quien era la Primera Dama de su país en ese entonces; a la periodista Linda Ellerbee y a la célebre abogada Gloria Allred. ¡Todos les contestaron! E incluso la marca cambió la frase por "toda la gente en los Estados Unidos lucha contra los trastes grasosos”. ¡Todo un triunfo!

6) Es embajadora de World Vision.

Una de las cosas que se especula unieron a Harry y a Meghan es el amor de ambos por las causas nobles. Meghan se convirtió en embajadora global de World Vision International —una organización humanitaria creada en 1950 por Robert Pierce que apoya el trabajo de misioneros cristianos y el bienestar de los niños en países en vías de desarrollo—, después de ayudar a lograr que se instalara una nueva tubería de agua limpia en Ruanda.

7) “Atacó” el clóset de Suits antes de ir a las Naciones Unidas.

Antes de decidirse a comprometerse como Vocero de Participación Política y Liderazgo en las Naciones Unidas, quiso pasar una semana en su sede en Nueva York para enterarse exactamente a qué se estaba metiendo. Como es fácil imaginar, el código de vestimenta de la ONU es totalmente de negocios y ella, californiana y actriz, no tenía nada adecuado en su clóset, pero sabía que Rachel, su rol en Suits, sí. Así que Meghan pidió ayuda al departamento de guardarropa de la serie. “Así que logré estar presentable toda la semana en Nueva York”, dijo a The Aesthete.

8) Ella rotuló las invitaciones para la boda de Paula Patton y Robin Thicke.

Meghan estudió caligrafía en su escuela para niñas. Cuando era una incipiente actriz y necesitaba dinero, hacía algunos trabajos en ese rubro. Además de rotular las invitaciones de la boda de la actriz y el cantante de “Blurred lines” (hoy divorciados después de un escándalo de infidelidades), también hizo algunas “chambitas” caligráficas para la firma Dolce & Gabbana y el Four Seasons. Meghan declaró alguna vez que este trabajo es muy lucrativo porque poca gente sabe hacerlo bien.

9) Serena Williams es una de sus mejores amigas.

La tenista estadounidense de 36 años es una de las mejores amigas de Meghan. Se conocieron en un juego de futbol a beneficio de una causa noble.

10) Ellen Degeneres la convenció de que adoptara a su perro.

Fue la comediante y conductora Ellen Degeneres quien la decidió a adoptar a su primer amigo peludo: Bogart. Meghan estaba en un albergue para perros con Bogart, evaluando si adoptarlo o no, en ese momento Ellen y su esposa Portia de Rossi pasaron por ahí pues estaban en el mismo lugar —el amor de Ellen por los animales es muy conocido— y Ellen preguntó a Meghan si era su perro; ella contestó que no y Ellen le dijo que entonces debería serlo, eso decidió a Meghan ¡y adoptó!

 

Hola Gurú:

He escuchado muchísimo el nombre de Alessandro Michele, ¿sabes quién es?

Isa

 

Hola Isa:

En los años 70 Gucci se convirtió en una de las marcas más importantes en la moda a escala mundial, pero pleitos acabaron con eso en los 80. En los 90, Tom Ford decidió dar un salto al diseño y fue nombrado director creativo de la firma. Ford levantó a la casa italiana de sus cenizas y dejó Gucci en 2004. En enero de 2015, Alessandro Michele, un diseñador italiano de 45 años, quien había tenido distintos roles dentro de Gucci desde 2002, se convirtió en director creativo después de Frida Giannini. Alessandro es el responsable de la nueva era —y éxito imparable— de Gucci, en la que la mezcla de texturas, los bordados y la explosión de colores son imprescindibles.

Besos de Gurú, XOXO.

 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS