Se encuentra usted aquí

Un Oscar anti acoso

Los movimientos #MeToo y #Time’sUp marcarán la ceremonia de este año, en la que se esperan manifestaciones y protestas
Un Oscar anti acoso
Después de que Rose McGowan denunció a Weinstein, las expresiones y manifestaciones crecieron contra el acoso sexual en Hollywood FOTO: CORTESÍA
03/03/2018
00:12
Ariel León
Ciudad de México
-A +A

El 10 de enero de 2013, Seth MacFarlane hizo un pequeño chiste acerca de Harvey Weinstein y la manera en que las nominadas a Actriz de Reparto ya no tendrían que fingir que les agradaba el productor de cine.

La broma pareció inofensiva pero fue  el incio de la debacle de Weinstein y el surgimiento de movimientos en apoyo a la lucha en contra del abuso de la mujer en Hollywood.

Cinco años después,  Weinstein fue expuesto como un depredador sexual y  con ello se destapó  la cloaca de abuso en Hollywood.  Se prevé que este año la gala del Oscar estará cargada de un  fuerte discurso en favor del respeto, la igualdad y el alto al abuso hacia las mujeres gracias a movimientos como  #Time’sUp y #MeToo.

A diferencia de entregas como el Globo de Oro o el Bafta, a los asistentes no se les ha pedido que vistan de negro en protesta al abuso, ya que la Academia busca  mantener el enfoque de los Oscar en las películas. 
 

Artículo

Protestan en Globos de Oro contra el acoso vestidas de negro

Tal como se había anunciado, las famosas eligieron ese color para sus vestidos de la gala como parte de la campaña “Time's Up”
Protestan en Globos de Oro contra el acoso vestidas de negroProtestan en Globos de Oro contra el acoso vestidas de negro

Hace unos días algunos involucrados en el movimiento  #Time’sUp dijeron  a The  New York Times  que  no se pidió  a los asistentes que usen negro en la ceremonia pero que un prendedor  del movimiento “sería apreciado”.

Algunos de los activistas del #MeToo  están  en conversaciones  con la Academia para  tener presencia en la gala,  por lo que no se descartan discursos, intervenciones o números musicales en pro de los movimientos. 

“Ciertamente queremos honrar y respetar #Time’sUp y permitir que ese mensaje se escuche. Pero estamos tratando de hacerlo más planificado que de improviso. Me encantaría que cada destinatario del premio no sienta que tiene que reconocerlo de manera independiente”, dijo hace unos días Channing Dungey, presidente de entretenimiento en ABC, cadena que  transmitirá la ceremonia de este año.

El productor Jennifer Todd dijo que  cualquier discurso o manifestación por parte de los invitados en favor de #Time’sUp o #MeToo dependerá de lo que cada uno quiera externar.

“¿Quién soy yo para decir lo que deberían y no deberían decir? Como productor del programa, mi única esperanza es que los discursos sean emocionales  y no se lean en un pedazo de papel”, señaló.

El caso Weinstein sólo fue el incio de un cada vez más grande grupo de personalidades acusadas de abuso. Por eso  este año no se verá desfilar por el encarpetado rojo a figuras habituales como Kevin Spacey, quien fue acusado por varios hombres de acoso sexual.  Tampoco  a Casey Affleck, señalado de acoso por dos actrices que llegaron a un acuerdo extrajudicial en 2010. 

El actor renunció a presentar el Oscar a  Actriz —él ganó el año pasado la categoría a Actor, razón por la que esta edición tendría que entregar dicha estatuilla— para alejarse de  la polémica y no ser blanco de cuestionamientos.

Cascada. 
El caso Weinstein abrió la caja de Pandora: decenas de testimonios de denuncia por acoso sexual  han sacudido Hollywood. Un movimiento  que ha dado paso a una ola mundial iniciada por las actrices estadounidenses. 

Como ya vimos en los Globos de Oro con el emotivo discurso de Oprah Winfrey, los Oscar se prevén reivindicativos y cargados de símbolos en este aspecto.

El color negro en la alfombra roja o las menciones pro igualdad marcarán la ceremonia, aunque el movimiento feminista también ha tenido otros efectos, impensables en otras épocas. Por ejemplo, el foco de #MeToo también ha reavivado el caso del jugador de baloncesto Kobe Bryant, aspirante al Oscar por el corto de animación Dear basketball. 

El ex escolta de los Lakers fue arrestado cuando fue acusado de abuso sexual por una joven en 2003. El caso no llegó a juicio, después de que la chica decidió no declarar en la corte  y tras un acuerdo civil. Bryant cerró el asunto con una disculpa. 

LOS DATOS
-La temporada de premios ha sido el espacio ideal para las protestas contra el abuso sexual. 

-En los Globos de Oro, James Franco ganó por Actor de comedia o musical con The Disaster Artist pero  horas después tres actrices lo acusaron de acoso sexual.

-En esa misma ceremonia, los actores, productores y directores acordaron acudir a la alfombra vestidos de negro.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS