¡No me cuentes el próximo capítulo!

Fans y productores se debaten entre el spolier (publicar detalles de las series) y la secrecía. Saber o no saber, es su dilema
ILUSTRACIÓN: ROSARIO LUCAS
02/10/2017
00:00
Erika Monroy
-A +A

[email protected]

“Echar a perder, estropear, arruinar, o descomponer”, es lo que hace el spoiler a los que están interesados en alguna película, serie de televisión o historia en general. “¡No me spoilees!”, se ha convertido en una frase cada vez más común entre los fanáticos.

Spoilear ya es una actividad mal vista y provoca la paranoia de aquellos muy fans (y también los que no son tanto) que no quieren saber ningún detalle de sus historias favoritas por antincipado.

Según miembros de producciones como The Flash y Arrow, que son historias provenientes de los cómics, la sorpresa es algo fundamental para ellos y los fanáticos de las historias.

Es así como querer sorprender a su audiencia se ha convertido en una regla, por esa razón los actores tienen contratos de confidencialidad. “¿Quieren saber sobre la temporada de la que no podemos hablar?”, dice Sthepen Amell, protagonista de Arrow, que se estrena el 17 de octubre por Warner Channel.

El temor a los spoilers es tal que hasta redes sociales como Twitter han generado estrategias para que las personas que no quieran enterarse de detalles de series como Game of thrones, activen ciertos filtros de información y así evitar saber de más. Google también se unió a una campaña para modificar los filtros de información y así evitar spoilers.

La vóragine de spoilers llega cuando el capítulo está por estrenarse e incluso cuando se está transmitiendo por primera vez, es así cuando la mayoría del público comenta los detalles que les han generado sorpresa.

De esta forma es que el productor de The Flash explicó por qué los secretos en estas producciones funcionan, ya que todos esos detalles son parte de estrategias de comunicación y publicidad, lo que ayuda a atraer a más televidentes y a mantener a los que ya son fanáticos de sus historias.

Hay otras formas más modernas de los spoilers, como cuando hackers sacan los episodios de los servidores de los canales de tv. Por ejemplo, recientemente, se filtraron algunos capítulos de Game of thrones y lejos de afectar a la audiencia, millones de personas se reunieron para ver el capítulo que ya circulaba por la red.

Después de esto, ¿quién podría estar a favor de un spoiler? Bueno, usualmente son aquellos que se dedican a dar noticias, reseñar los capítulos y a los que les gustan las maldades y del placer de echar a perder la sorpresa.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS