Se encuentra usted aquí

Mark Ruffalo: Furioso como Hulk

El actor cuestiona cómo se recibe a la mujer en el escenario de la vida y las consecuencias de no hacerlo
Mark Ruffalo: Furioso como Hulk
Foto:Archivo
02/11/2017
00:00
Mario P. Székely
Los Ángeles
-A +A

 A sus casi 50 años, que cumple este 22 de noviembre, Mark Ruffalo está listo para batirse a duelo con el rubio Chris Hemworth, primero a golpes y luego como su aliado contra los villanos de "Thor: Ragnarok" (2017), cinta 17 del universo Marvel, donde ahora el buen humor y los chistes son parte del arsenal de estos superhéroes.
 
Pero para Ruffalo no todo es cosa de risa en estos días. Apenas hace unas semanas, él fue uno de los pocos actores que lanzaron el grito en sus redes sociales para apoyar a las víctimas de acoso sexual en Hollywood, acción que fue aplaudida por el gremio de actrices que agradecieron su solidaridad como colega y miembro del género masculino.
 
“Creo que lo que estamos viendo ahora mismo es profundamente fuera de balance. Cuando el sistema está construido en un orden patriarcal, perdemos el balance. Como hombres, perdemos nuestro lado femenino que tiene que ver con la intuición, mayor misericordia y más compasión”, dice Ruffalo, cuyo personaje de Hulk en la película de estreno "Thor: Ragnarok" (2017) está cargado de la testosterona que lo torna en un gigantón verde que aplasta todo por doquier.
 
Las raíces de Hulk en el cómic de 1962 de la pluma de Stan Lee y Jack Kirby, lo planteaban como un moderno Doctor Jeckyll y Mr. Hyde, siempre lidiando con los sentimientos más primitivos; pero con una nobleza y humanidad del alma del Doctor Bruce Banner que siempre deseaba usar esa fuerza desmesurada para el bien común.
 
En entrevista exclusiva con EL UNIVERSAL, Ruffalo usa la dicotomía de Hulk, para explicarnos su sentir sobre ese reto del hombre moderno en relación con el sexo opuesto.
 
“Dentro de nosotros está esa necesidad de tener balance, entre lo masculino y lo femenino. Y vemos cómo lo femenino está tan suprimido en el hombre, porque tiene tanto miedo de sentirlo, que lo que sucede es que nos escondemos tras la masculinidad que no es nada más que miedo y el perder confianza. Es nuestra falta de habilidad para creer. Y creer en alguien o algo exige cierto nivel de valentía”, afirma Ruffalo, uniendo sus manos y cuidando cada palabra, como repasando un credo personal.
 
Ruffalo ha sido favorito de la audiencia femenina desde hace muchos años, cuando se mostró como un hermano compasivo –al lado de Laura Linney- en "Puedes contar conmigo" (2000), para luego ser el interés romántico de Reese Witherspoon en "Como si fuera cierto" (2005) y tener después tres nominaciones al Oscar por sus papeles en "Los niños están bien" (2010), "Foxcatcher" (2014) y "Spotlight" (2015), todos papeles festejados por combinar fuerza con sensibilidad, lo cual también queda descubierto en su versión de Hulk cada vez que regresa a su forma humana.
 
“Ves a todos estos hombres caminando alrededor y dicen que necesitan armas o músculos, necesitan ser duros, relegando sus sentimientos, pensando que eso los vuelve más seguros, pero la verdad de las cosas es que al final estarán más débiles. Ellos piensan que eso los vuelve más valientes, pero en realidad no es nada más que miedo. Todo eso se vuelve una mera fachada… un disfraz. 
 
“Si abrazamos más de lo femenino a nuestras vidas, nos conducirá a la vulnerabilidad, para abrirnos al mundo y es estar dispuesto a asumir los propios miedos. La meta es no empujar o inhibir nuestros sentimientos, sino poder lidiar con ellos. Eso es lo que mi esposa y las mujeres en mi vida me han enseñado”, comparte Ruffalo, padre de dos niñas y un niño con Sunrise Coigney.
 
Y mientras comparte que está listo para producir y protagonizar una miniserie para la cadena HBO, donde una vez más la dualidad es parte de su personaje, pues su hermano gemelo padece esquizofrenia en la adaptación de la novela ‘I know this much is true’ de Wally Lamb, Ruffalo concluye diciendo sobre su convivencia con el sexo opuesto: “Tengo mucho que aprender aun, sobre lo que es valorar a una mujer. Y este tema de equidad, sigue siendo un tema que nos asusta aun como hombres, de alguna manera u otra. Por lo tanto, creo que esto es un acto de valentía”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS