Hará película sobre trata de menores

El actor Daniel Giménez Cacho alista su ópera prima como director, para filmar durante 2018
El actor ya tiene algunas experiencias tras las cámaras. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
04/11/2017
00:09
César Huerta Ortiz
-A +A

[email protected]

La violencia de género y la trata de menores son el eje central de la primera película como director de Daniel Giménez Cacho y que lleva por título Mercado negro.

La historia que se encuentra consolidando el presupuesto está bajo la mano de Mónica Lozano (No se aceptan devoluciones), se filmará en 2018.

“Es un thriller político sobre donde hay un ingrediente de trata de menores y mucho ingrediente también de género, es época actual y en la Ciudad de México y, si actúo, sería en un papel chiquito”, comenta el actor.

“Nací en una casa de mujeres, cuatro hermanas; siempre me ha gustado el asunto de los hombres con energía femenina y viceversa y creo que, si puedo cooperar un poco y hacer evidente que la mujer no sea un objeto, debo hacerlo”, agrega.

Actor en Arráncame la vida y Colosio, el asesinato, Giménez Cacho tiene como experiencia tras las cámaras un segmento de La habitación, proyecto actualmente en cines y la serie Crónica de castas para Canal Once.

“Me falta aprender mucho, todavía no tengo equipo, estamos esperando las cuestiones económicas para salir a buscar a la gente”, apunta el histrión.

Buscando el Oscar. El histrión recibió recientemente el Premio Cuervo a su trayectoria, en el marco del Festival Internacional de Cine de Morelia.

Ahí mismo presentó Zama, cinta donde estuvo dirigido por Lucrecia Martel (La ciénaga).

La historia, ubicada en la Colonia española, es la apuesta argentina para la próxima entrega del premio Oscar hollywoodense.

En ella el mexicano interpreta a un funcionario que espera traslado a la capital y en el trayecto suceden varias cosas.

Zama está basada en la novela escrita en la década de los 60 por Antonio di Benedetto.

“Es una novela difícil de llegar al cine y Lucrecia tuvo el valor de hacerla, es una película peculiar, habla de una provincia argentina lejana y donde se van engendrando los síndromes del racismo, del imperialismo”. expresa.

“Todo eso está en juego, es la decadencia, mi personaje es un burócrata, es un tema que puede ser una lectura muy contemporánea”, indica Giménez Cacho.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS