Se encuentra usted aquí

En la piel de un magnicida

Baltimore Beltrán es Mario Aburto, asesino de Luis Donaldo Colosio
Mente revólver producida por el CUEC/UNAM (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)
21/03/2018
00:06
César Huerta Ortiz
-A +A

[email protected]

Guadalajara.— Lo primero que impactó a Baltimore Beltrán de Mario Aburto, asesino confeso del candidato a la presidencia Luis Donaldo Colosio (1994), fue la confusión sobre su identidad.

El 23 de marzo de hace 24 años, en Lomas Taurinas, el mito de Aburto creció cuando fue detenido alguien con cabello largo y bigote, siendo presentado días después rasurado y cabello corto, por lo que varios dudaron si era la misma persona.

Además, al menos otro individuo, éste agente federal, coincidía con el físico del detenido.

“Se llama el crimen perfecto porque seguimos con la duda y eso ya es bastante atractivo para un actor”, dice Beltrán.

“Para mí era interesante construirlo, era ver la sensación de ser alguien que no es capaz de salir más allá de los límites que le pusieron”, explica.

Por ello, Beltrán aceptó la invitación del realizador Alejandro Ramírez Corona para encarnar a Aburto en la cinta Mente revólver, donde presuntamente el agresor es liberado 20 años después del magnicidio.

“Toda la investigación fue periodística e histórica, no creo que haya demanda porque todo cae en el terreno de la ficción, distanciado de la realidad; no hablamos de su vida sino que es una provocación sobre decir qué pasaría si es liberado y eso no ha sucedido”, destaca el histrión.

Mente revólver compitió en la sección oficial del reciente Festival Internacional de Cine de Guadalajara y espera su lanzamiento en salas este mismo año.

Aburto es uno de los tres personajes centrales del largometraje, estando también Chicali (Hoze Meléndez), un reciente asesino a sueldo y Jenny (Bella Merlin), una homeless estadounidense que decide cruzar a México.

Ahora Beltrán se encuentra en las grabaciones de Trapos sucios, cinta en la que comparte créditos con Arath de la Torre y Lisset.

Es dirigida por Diego Muñoz y actúa Angélica Aragón.

“Es una comedia puntillosa, Arath es el líder de algo y yo soy su chofer, los dos tenemos una relación más allá de lo profesional”, dice Beltrán.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS