El palacio (chino) que los revendedores quebraron

El emblemático cine resistió el sismo del 85, pero lo derrumbó la reventa
Los vendedores se colocaban en la acera del cine con la cartelera del día y persiguiendo al público hasta el lobby. FOTO: ARCHIVO EL UNIVERSAL
03/09/2017
03:50
César Huerta Ortiz
-A +A

[email protected]

Antes de su cierre parcial, anunciado en agosto de 2016, el Palacio Chino se vio invadido por vendedores de boletos falsos, los cuales ofrecían hasta en 20 pesos menos que lo normal.

Desde mayo, al menos seis personas, entre hombres y mujeres, se colaban en la acera del cine con la cartelera del día y persiguiendo al público hasta el lobby.

A unos metros de la taquilla tradicional acordaban con la gente y, en algunos casos, los acompañaban hasta los boleteros para checar que todo saliera bien.

“Compré por dudas, me dijeron eran legales, entregué el boleto y pasé como si nada”, recuerda a EL UNIVERSAL Elena Lozoya, una de las compradoras de entradas.

Por Internet también eran subastados los boletos.

En el grupo Venta de Todo. Sin censura DF y Estado de México de Facebook, usuarios los ofrecían dando indicaciones de cómo recibir los boletos en los complejos exhibidores. No aceptaban pago contraentrega, pero exigían depósito para así mandar por redes sociales el código que permitiría el acceso.

En su momento Cinemex aseguró que los boletos eran falsos, pero por cortesía a la gente los dejaban pasar a la función elegida.

El 26 de agosto la empresa envió a sus “invitados”, como llama a quienes cuentan con tarjeta Cinemex, un correo electrónico informando el cierre del complejo.

En el mismo se decía que los mantendrían informados para la reapertura del complejo.

Oficialmente, la empresa establece haber operado el inmueble del 19 de noviembre de 1998 al 25 de agosto del año pasado.
Sin destino final. Trabajadores que retiraron desde hace dos semanas butacas, objetos de dulcería y logotipos de Cinemex del Palacio Chino, comentaron que presuntamente el lugar sería ocupado por Cinépolis, la otra cadena exhibidora más importante de México.

Hasta el momento, Cinépolis no ha emitido comentario alguno.

Se presume que los dueños del lugar son los descendientes de Carlos Amador, quien tuviera a su cargo salas de cine a fines del siglo pasado y fuera productor de cintas.

Por ahora no han podido ser localizados por EL UNIVERSAL.

Para saber. La capital mexicana y su área metropolitana contabiliza más de mil 650 salas de acuerdo con datos de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine), lo cual se traduce en casi una quinta parte del total en el pais.

La cadena Cinemex fue creada en el año de 1993.

Cuenta con más de 290 complejos que están repartidos a lo largo del territorio nacional.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS