Antonio Zúñiga, un caso llevado a la pantalla

El documento fílmico relataba cómo Zuñiga había sido detenido y juzgado en 2005 por el asesinato de Israel Reyes
Protagonizó el documental sobre su caso, Presunto culpable (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
10/01/2018
00:01
Ariel León
-A +A

[email protected]

El caso de Axel Arenas no es uno aislado, en el país son más frecuentes de lo que se cree.

Seis años antes de lo de Axel, le sucedió a Antonio Zúñiga, quien estaba preso en el Reclusorio Oriente, pagando una pena de 20 años tras las rejas por un delito que no cometió.

Su viacrucis por demostrar su inocencia fue retratado en la pantalla grande en febrero de 2011 a través del documental que fue titulado Presunto culpable.

El documento fílmico relataba cómo Zuñiga había sido detenido y juzgado en 2005 por el asesinato de Israel Reyes.

Todo empezó cuando Roberto Hernández y Layda Negrete recibieron la llamada de Zúñiga, cuyo caso escucharon. Durante la realización, descubrieron que su abogado había falsificado su cédula profesional.

“A partir de eso, armamos la reposición de su juicio. Construimos un relato en que le mostramos a un país y al mundo por qué los juicios penales urgían ser reformados.

El documental fue hito para la industria nacional, al ser uno de los documentales más vistos. La encuestadora Parametría dijo que 36% de los mexicanos lo había visto.

En marzo de 2011, a sólo un mes de estrenado el documental, Víctor Daniel Reyes Bravo, primo del difunto y uno de los testigos que participaron en el juicio de Antonio, interpuso un recurso de amparo contra los productores del documental por usar —sin autorización— su imagen en la cinta.

El documental fuera sacado de las salas de manera temporal y tras semanas de alegatos, volvió a la cartelera, aunque ahora el rostro de Reyes Bravo fu difuminado.

Aunque la inocencia de Antonio Zuñiga quedó demostrada, no se ha podido descubrir a los verdaderos responsables del homicidio.

Los elementos de seguridad que arrestaron a Zúñiga fueron dados de baja de la corporación, mientras que el juez Héctor Palomares, que en dos ocasiones sentenció Zúñiga, continúa laborando en el Tribunal Supremo de Justicia.

Una vez afuera, Toño Zúñiga lanzó un disco de rap y participó en un capítulo de la serie Se presume inocente, del canal A&E.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS