aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Sabemos quién es la Reata

Álex Madrigal y Gustavo Silva| El Universal
Jueves 25 de marzo de 2010
Sabemos quién es la Reata

La Reata, dicen, utiliza tres nombres. (Foto: Archivo/ELUNIVERSAL )

Brozo, el experto en lanzar figuras mediáticas que vuelven locos a muchos televidentes, lo volvió a hacer. Ahora presenta a una modelo argentina que está dando mucho de qué hablar

La secretaria de Brozo es una modelo argentina, veinteañera, que utiliza tres nombres. A los integrantes de la redacción de Foro TV les dice que se llama Brenda y que tiene 24 años, pero ante los productores del programa se presenta como Íngrid, de 27. Y uno más: su gafete para entrar a las instalaciones de Televisa señala que se llama Sandra S.

Fuentes allegadas a la chica que logró que muchos mexicanos se levanten más temprano de lo acostumbrado aseguran que es una joven reservada que, sin embargo, suele tomarse fotos con sus compañeros de trabajo, pero siempre con esa máscara que ha cultivado una curiosidad insólita.

El 16 de febrero, cuando se estrenó El mañanero, apareció en la tv de paga esta mujer de trasero rotundo y cintura envidiable. Su estatura media, piel apiñonada, cabellera castaña y espalda al descubierto cautivaron a Brozo y la convirtió, en unos cuantos días, en una de las mujeres más deseadas por el público, que se tiene que conformar con verla con una máscara de luchador. El payaso tenebroso dice al aire que su secretaria se sube al ring los domingos. Uno de sus colegas dice que tiene un tatuaje en la parte “muy baja” del abdomen. Y añade: “Espero que lo muestre en la televisión muy pronto”.

Cómo logró el papel

Otro informante vinculado al programa asegura que La Reata tuvo que luchar a dos de tres caídas y sin límite de tiempo contra otras mujeres iguales de sexys para conseguir el puesto que la lanzó a la fama.

Uno de los requisitos para obtener el papel era tener un trasero de ensueño. A pesar de lo evidente, esta argentina no fue elegida durante el casting realizado en enero pasado. Pero corrió con suerte. La modelo seleccionada por Brozo no llegó a la primera prueba piloto, por lo que el conductor decidió recurrir a Brenda o Íngrid o Sandra, como sea que le hayan puesto sus papás.

Y le gustó su trabajo. Sólo le pidió que se sometiera a una rigurosa dieta porque a través de la cámara proyectaba unos kilitos de más. “Te puedo comentar que al principio no le gustaba mucho a Víctor (Trujillo), porque tenía un poco de panza, entonces la pusieron a una estricta dieta, desde el tiempo que estuvimos haciendo pruebas, en enero, y hasta el 16 de febrero, cuando entramos con el concepto al aire”, dice la fuente.

Sigilosa al pasar...

La Reata llega a la televisora sin máscara, casi siempre antes de las seis de la mañana. Muchos de sus compañeros la han visto con ropa deportiva o de jeans y tenis. Luego va al sótano para maquillarse la cara, el cuerpo y ponerse la máscara. Más tarde se va al camerino, donde la visten con esos diminutos atuendos que hacen soñar a muchos. Y le retocan los hombros, la espalda y el trasero. Sus rasgos no son finos, dicen las fuentes consultadas, pero posee una sensualidad a toda prueba. La chica suele llegar con una botella de agua simple o con un vaso de café y, al concluir el noticiero, se traslada a un gimnasio para cultivar su figura. Apenas sale del camerino, una comitiva de la recepción, integrada por gente del programa y del canal, se acerca para tomarse una foto con la chica enmascarada. A ese momento le llaman “los tres minutos con La Reata”.

Con Víctor Trujillo mantiene una relación cordial, mas no de amigos. La fuente menciona que dentro del foro, donde se graba el noticiero, la identidad de La Reata ya no es “el gran secreto”. Lo que sí cuidan es que personas ajenas a la emisión entren para conocerla.Sus compañeros dicen que es de baja estatura, cabello castaño, piel apiñonada y ojos pequeños. Y que destaca un lunar cerca de la boca. Su tono de voz es dulce. Afirman que da la apariencia de que cuida cada palabra que pronuncia. La fascinación por La Reata ya pasea por internet: en foros de discusión y blogs particulares se discute sobre su identidad o se colocan fotos con sus diferentes atuendos.

Te voy a cambiar el nombre

Las primeras tres fuentes consultadas por KIOSKO aseguraron que la chica sensación solía decir a sus compañeros que se llamaba Brenda y que tenía 24 años, pero posteriormente una fuente cercana al productor nos dijo que el verdadero nombre era Íngrid. Y juró que tenía 27. Seguimos indagando hasta que otro informante, que asegura haber visto su gafete, nos dijo que en tal identificación se presenta como Sandra S., y que tiene 26 años. Todos coinciden en que es una modelo argentina de hermosa figura.

En la red hay comentarios que aseguran haberla visto trabajando en un table dance del DF, pero lo cierto es que el revuelo que ha causado esta joven tiene al público ansioso. Los encargados del área de prensa del programa se negaron a proporcionar datos.

¿Mujer objeto?

El 19 de febrero, en su programa de MVS Radio, Carmen Aristegui le dijo a Brozo: “Las feministas podríamos decir ‘qué tremendo que muestren a las mujeres como un objeto en la televisión’”, a lo que él respondió: “Sólo soy un misógino de amplio criterio”. Aristegui añadió que era reconfortante saber que Marta Lamas, reconocida feminista, fuera una de las colaboradoras de El mañanero. KIOSKO buscó a Lamas pero no fue posible obtener una opinión de la activista social.

 



Ver más @
comentarios
0


Minuto x minuto

  • Ampliado
  • Titulares
  • Video
  • Audio
Opciones
Llévanos a tu web

 

PUBLICIDAD


Destacamos