aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




‘Bono’ educativo para estudiantes, plantea

Esto brindaría más oportunidades para jóvenes, señala el rector de la UDLA
Jueves 24 de julio de 2008 Nurit Martínez Carballo | El Universal

nurit.martinez@eluniversal.com

Más de 100 universidades privadas en México, agrupadas a la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (FIMPES), plantean crear un ranking nacional de universidades públicas y privadas y a partir de ello que el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa distribuya el presupuesto público a cada estudiante y sean ellos los que definan la institución en la que desean contratar los servicios de educación en el nivel de licenciatura.

Alejandro Gertz Manero, ex secretario de Seguridad Pública y ahora presidente de la FIMPES, dice que ésta iniciativa que se presentará a la Secretaría de Educación Pública (SEP) la próxima semana, es una alternativa para incrementar las oportunidades de estudio a miles de jóvenes que en el país no encuentran trabajo, estudio ni han podido emigrar a EU, y que para el país se está convirtiendo en una “bomba de tiempo”.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el también rector de la Universidad de las Américas, ciudad de México, dice que la para elaborar el ranking existen instrumentos de evaluación en México para crear una clasificación nacional entre instituciones públicas y privadas. Con las becas o el presupuesto entregado a los alumnos, ellos definirían de acuerdo a lo que “más les convenga” la institución donde realizar sus estudios.

Si hay alguna universidad que se oponga sólo queda que “quien le quiera entrar le entra, el que no se quiera someter —a evaluación— tendrá que decir porqué”.

Al explicar la iniciativa, dice que al crear un “sistema de colaboración” entre las universidades se podrán atender varios aspectos: “Primero que los muchachos no se pierdan; segundo que no vayan a dar a las universidades patito, y tercero, que los jóvenes tengan acceso al sistema a través de un apoyo y sistemas de beca para inscribirse a las universidades que han probado su calidad”.

Pretende que la información que han recabado instituciones de evaluación como Ceneval, Copaes, CIEES y RVOES sea la base para construir ese ranking.

La propuesta de FIMPES está elaborada a partir de estadísticas sobre el número de jóvenes que concursaron en los dos exámenes de ingreso a la UNAM y el que realizaron el IPN y la UAM, por lo que según el organismo son más de 216 mil 647 jóvenes que se quedaron fuera de universidades en el DF; pero, ante la precisión de estudios de la ANUIES que señalan que muchos de esos jóvenes se presentan en más de una institución y que aún tendría que elaborarse un análisis para determinar la demanda real, Gertz Manero dice que eso se haría a partir de dar “nombres y apellido para saber la verdad”.

—¿No tendríamos que empezar por eso?

Con qué objeto, el problema ahí está. Para construir política pública, una política de Estado se tendría que tomar un diagnóstico y hacer una propuesta más elaborada. La iniciativa no está hecha en función de un número específico, sino de algo que es independiente que consiste en establecer un sistema de evaluación y que los padres y estudiantes conozcan un ranking confiable.

—¿Y la parte de investigación que hacen las universidades, quién la financiaría?

—Las universidades de investigación en México son pocas. La parte de investigación debe seguir siendo apoyada con organismos como Conacyt y por otras instituciones dedicadas a eso.



PUBLICIDAD