aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El futuro ‘real’

La película ‘2033’, de Francisco Laresgoiti, muestra cómo podrían ser los próximos años en México
Jueves 06 de marzo de 2008 Alex Madrigal | El Universal

alejandro.madrigal@eluniversal.com.mx

No es una película de George Lucas, ni Stanley Kubrick, sino es del mexicano Francisco Laresgoiti que se arriesgó en el género de ciencia ficción con su cinta 2033.

Sí es futurista, pero apegada a la realidad; aquí no habrá autos voladores, ni androides inteligentes. Es un México después de la revolución del año 2010 y en donde la gente en el poder, militares opresores que llegaron tras un golpe de Estado, controlan a la población a través de una sustancia química, de nombre Pactia y que les impide sublevarse.

Con uniformes minimalistas: de plástico blanco, con vivos plateados y de formas irregulares, que dan vida al Sistema Recpec, creado para la cinta, se controla a la sociedad.

”Desde el principio todo mundo me dijo que podía caer en estéticas como la de la ciencia ficción de los 70 y 80 que es muy irrisoria, nosotros estamos cuidando muy bien la imagen. También me dijeron que lo que planteo no esta tan alejado de lo que puede pasar en las próximas elecciones, a raíz del movimiento político de las elecciones del 2006 se empezó a crear esta historia”, platicó el director, ingeniero civil de profesión, con estudios de cine en Nueva York.

“Mi intención no es polemizar, sino contar una historia de qué puede pasar con los excesos en el poder”, agregó Francisco Laresgoiti.

Los personajes de la cinta, protagonizados por los actores Sandra Echeverría y Claudio Lafarga, están basados en la guerra cristera de finales de los 20 en nuestro país con personalidades propias.

La actriz Sandra Echeverría, quien hace su debut en la pantalla grande de nuestro país, encarnará a Lucía, una investigadora que trabaja para el laboratorio que fabrica el Pactia; sin embargo, también colabora en un albergue de personas lisiadas, deformados por esa sustancia.

“Es un guión muy interesante, porque es una perspectiva de cómo se ve México en el año 2033, un futuro no tan lejano, que habla de un régimen político mucho más opresor y controlador”, platicó la mexicana radicada en Los Ángeles, California.

Por su parte, el actor Claudio Lafarga, en su personaje de Pablo de la Lama, es un joven banquero, su madre se casó con el presidente del país y él será el elegido para que lo suceda en el poder, pero antes comenzará a comprender que la sociedad no es tan sumisa como se lo han hecho creer.

“Lo interesante de esta historia es que en el 2033 la sociedad estará muy fragmentada y el ambiente político muy polarizado. Pablo empieza a descubrir que su verdadero padre no murió en la revolución del año 2010 y sigue vivo en el movimiento social, por lo que emprende la búsqueda, pese a su poder”, adelantó el actor, con una personalidad elegante, pulcra y estudiosa.

La cinta contó con un presupuesto de 2 millones de dólares y el elenco se conforma con Raúl Méndez, Ariane Pellicer, Alonso Echánove, José Carlos Rodríguez, Miguel Couturier y Rolf Petersen.

2033 es la segunda cinta de una trilogía, aún por escribirse las dos partes restantes, donde se inventó el lenguaje usado, aclaró el director.



PUBLICIDAD