aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Pedro Infante, vive el mito

La mañana anunciaba que sería un día soleado, digno de caracterizarse por la alegría y la cotidianidad de una ciudad tranquila, de habitantes trabajadores y jocosos. Éste no sería cualquier día, sino uno que marcaría la vida de millones de mexicanos
Domingo 15 de abril de 2007 Gustavo Silva G | El Universal

MÉRIDA.- La mañana anunciaba que sería un día soleado, digno de caracterizarse por la alegría y la cotidianidad de una ciudad tranquila, de habitantes trabajadores y jocosos. Éste no sería cualquier día, sino uno que marcaría la vida de millones de mexicanos.

"¡Ha muerto Pedro Infante!", anunció a las 11:15 horas el locutor de la XEW, Manuel Bernal. "¡No puede ser, murió Pedro Infante!", comunicaba consternada y con lágrimas la gente de Mérida a sus vecinos. Después, la prensa nacional y extranjera daban eco de la noticia.

Así fue el 15 de abril de 1957. Después de despegar del aeropuerto de Mérida, a las 7:30 horas, el avión que copiloteó el capitán Pedro Infante cayó en picada al vacío, provocando una gran explosión.

"Había mucho humo; el olor era terrible, insoportable. Olía a carne asada, a humanos quemados y a pescado, porque eso era lo que transportaba el avión, además de algunos textiles. Había mucha gente en el solar de mi casa, un solar inmensamente grande, donde cayó el avión. Se escuchaban gritos y lamentos de mucha gente. Al caer el avión, hubo una explosión; no sé qué habrá sido, si un motor o el tanque de gasolina.

"Recuerdo un escenario terrible. Después llegó el Ejército a acordonar el área, para buscar los restos de Pedro Infante y sus dos acompañantes: el capitán Víctor Manuel Vidal y el mecánico Marciano Bautista", dijo a EL UNIVERSAL Rubén Canto Sosa, de 82 años (en ese entonces tenía 32), quien aún es dueño de la casa en donde cayó el avión, entre las calles 87 y 54.

Momentos de tristeza

"´¡Aquí hay un cadáver!´, gritó una de las personas que excavaba con pala, mientras otros utilizaban picos. Empezaron a sacar y a sacar tierra, cuando se ve el primer cuerpo carbonizado, el cual envolvieron en una manta para ponerlo en unas láminas.

"´¡Aquí hay otro!´, gritaron al poco tiempo. Pero después un soldado gritó: ´¡Aquí hay otro, pero sin cabeza!´. De lo calcinado que estaba, no tenía ni cabello ni orejas; qué barbaridad, qué cuadro tan triste llegamos a ver. Mi esposa encontró una bota con un dedo grande adentro, no estaba quemado", añadió don Rubén, quien a pesar de varios intentos no podía contener las lágrimas.

"´Por favor, aléjense, porque esto puede explotar´, gritaron los bomberos a la gente que se encontraba en el lugar. Ya había explotado creo un primer tanque, pero decían que faltaba otro, y pues explotó. Lo bueno es que fue en menor grado", agregó la esposa de don Rubén, María García Suaste de Canto.

"Fue una cosa dantesca, terrible. Conecté la radio, donde informaban algo así: ´Se supone que en el percance murió el gran artista´. A media cuadra había mucha gente, ya que en ese lugar estaban las oficinas de TAMSA (de la cual era socio Pedro Infante). Se les informó que efectivamente, Pedro había muerto. Fue horrible para todos; lo queríamos mucho", señaló Eduardo Wilo Rosel Zapata, ahora de 72 años, amigo y joyero personal de Infante.

Wilo le hizo tres esclavas de oro al artista, con un peso, cada una, de 250 gramos. Gracias a una de ellas identificaron el cuerpo del actor y cantante.

Adiós al amigo

El hijo de quien fuera el director mexicano que más trabajó con él, Ismael Rodríguez, también recordó la tragedia.

"Me acuerdo que hubo una revolución en mi casa. Mi papá salía, mientras mi mamá lloraba. Recuerdo que las muchachas (que ayudaban en la casa) no lloraban, sino aullaban. Era una locura espantosa poner la radio, poner todo. Para mí sí fue una cosa muy impactante, porque toda la gente lloraba, mucha gente iba y le daba el pésame a mi papá y mi papá me dijo: ´¿Sabes qué?, murió Pedro´. Ahí fue cuando supe lo que pasó", manifestó Ismael Rodríguez Jr. (Con información de César Huerta)



PUBLICIDAD