aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Alexander ´no tiene llenadera´


Lunes 17 de julio de 2006 Julio Alejandro Quijano | El Universal

La obra Las mujeres no tenemos llenadera ha ganado dos premios en Nueva York: uno se lo otorgó la Hispanic Organization of Latin Actors y el otro se lo dio la Asociación de Cronistas de Espectáculos.

Es una obra unipersonal de Susana Alexander, cuya pasión por la poesía y la literatura la llevó a seleccionar textos de escritoras mexicanas.

De ese modo, la actriz se convierte en la encarnación de personajes que nacieron en libros de Ángeles Mastretta, Cristina Pacheco, Elena Poniatowska y Guadalupe Loaeza.

Cosas del teatro, este unipersonal no se ha presentado en la ciudad de México, aunque sí ha tenido temporadas en el interior de la República.

Los productores Juan Torres y Guillermo Wichers pensaron que era buena idea montarlo en el teatro Rafael Solana durante las dos semanas en que Magnolias de acero bajará el telón.

Wichers explicó: "Cambiaremos el elenco de Magnolias... y entonces tendremos el teatro vacío durante dos semanas. Le dijimos a Susana que sería justo que el público capitalino conociera su espectáculo aunque fuera con una pequeña temporada".

Las mujeres no tenemos llenadera tendrá su función especial de estreno el 9 de agosto y se presentará los siguientes dos fines de semana con funciones de viernes a domingo.

Esta obra refuerza la relación de trabajo entre Alexander a los productores Wichers y Torres, quienes llevan poco más de dos años trabajando juntos.

"Primero montamos Yo madre, yo hija, que fue muy bien recibida por el público. Aún más cuando tuvimos de actriz invitada a doña Carmen Montejo, con quien Alexander tiene una química sin par en el escenario. Eran capaces de improvisar con un timming excelente".

La temporada de esta obra terminó para dar paso a Magnolias de acero, en cuyo elenco no figuraba Susana Alexander. Pero la casualidad los juntó de nuevo: Adriana Roel recayó de una enfermedad y ante la urgencia de encontrar una suplente, Wichers y Torres pensaron en Alexander. La actriz "le entró al toro" aunque sólo tuvo unas horas para preparar el papel.

Así que cuando los productores pensaron en algún espectáculo para mantener abierto el Rafael Solana mientras conjuntaban el nuevo elenco, le llamaron a su actriz de cabecera: "Usted ha presentado Las mujeres no tienen llenadera en muchas ciudades y ha ganado dos premios en Nueva York. El público capitalino merece verla". La actriz aceptó.



PUBLICIDAD