aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Promueve cicatrices recuperar valores

Paco del Toro lleva a la pantalla grande temas como el divorcio, el adulterio y la violencia intrafamiliar
Miércoles 07 de septiembre de 2005 Gamaliel Luna | El Universal

Con la ortodoxia cristiana como su principal elemento, la película Cicatrices de Paco del Toro, promoverá de una forma moralista temas como el divorcio, adulterio y violencia intrafamiliar.

Protagonizada por Rodrigo Abed y Nora Salinas (en su debut en cine), Cicatrices se muestra inflexible al tema del divorcio sin importar que el marido sea o haya sido un golpeador, que gracias a La Biblia ha decidido cambiar su actitud.

"Ante los ojos de Dios esta unión no se puede deshacer", dice uno de los personajes que aconseja a Clara (Nora Salinas), para que perdone a su violento marido (Rodrigo Abed).

La película, que será estrenada el 16 de septiembre con 220 copias, y principalmente en provincia, incluye al final de su proyección algunas cifras sobre violencia, desde la intrafamiliar hasta los casos en Ciudad Juárez.

Pero al promover "el perdón" en su historia y lo "incorrecto" que resulta un divorcio, parece que en realidad el mensaje de Cicatrices es el sometimiento de la mujer al hombre. Para Nora Salinas no es así, y explica en conferencia: "Cada quien es libre de decidir lo que quiere hacer, cada caso es diferente; hay que pensar muy bien lo que uno hace, si para el personaje en esta película, regresar con su marido fue lo mejor, y para la familia no, bueno, ese es problema de ellos.

"Yo no estoy diciendo: `escuchen, todas las mujeres maltratadas perdonen (la violencia)`; no, cada caso es diferente, esta es una historia y si están felices los personajes es maravilloso. Hay casos diferentes y esto es sólo un ejemplo".

En Cicatrices participan, entre otros, Susana González, Joana Brito, Bryan Rangel y Leonor Bonilla, quien comenta: "El personaje no regresa a ponerse en manos que la destruyen, sino en un hombre arrepentido, que tiene un perdón sincero; y tienes libertad de hacerlo: no regresarás con un golpeador, sino con alguien que ha cambiado".

Paco del Toro dice que no le interesan los premios, quizá por eso es que técnicamente la cinta se sitúa en el estilo de videoclip, con un guión predecible cuya historia recae en la mera anécdota de un matrimonio con problemas de violencia.

"Los latinoamericanos tenemos una cultura por fomentarle al hombre cierta actitud y comportamiento: el machismo. Y se puede detener, se puede erradicar, en el núcleo familiar desde el ejemplo que das a los niños.

"El perdón creo que es la virtud más grande que tenemos como seres humanos; la propuesta de Paco es eso, si se logra a través de La Biblia de los personajes, está bien. Cuántas veces no sabemos de parejas que se divorcian tal vez por razones más grandes que las que vemos aquí, lo importante es saber luchar", indicó Rodrigo Abed.



PUBLICIDAD