aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Yolanda Liévana vuelve gustosa a los escenarios

Busca reconquistar a su público con un CD de bolero-ranchero, que incluye temas de Cantoral y José Alfredo Jiménez
Miércoles 14 de enero de 2004 Verónica García Bustamante | El Universal

Luego de que su matrimonio y la vida hogareña significaran su principal prioridad, la actriz y cantante Yolanda Liévana regresa a los escenarios con una nueva producción discográfica.

Me está gustando es un disco independiente que surge de complementar la vida de la cantante y satisfacer el deseo de reencontrarse con su público.

"El motivo de mi separación del medio artístico fue que decidí dedicarle tiempo a la educación de mi hija, a mi familia y amigos.

"Aunque realicé otras actividades, no había ninguna que me llenara como el cantar y quise darme la oportunidad de regresar y hacer lo que más me gusta", explicó.

Me está gustando integra 12 canciones dentro del bolero ranchero con temas de la autoría de Roberto Cantoral, Cuco Sánchez y José Alfredo Jiménez.

"Fue un disco que quise hacer con temas que quería cantar, por ello se incluyen temas como `No volveré`, `Fallaste corazón`, `La madrugada`, `El golpe traidor` y, por supuesto, `Me está gustando`, que fungirá como el primer sencillo a promocionar en febrero", mes en que esta producción será lanzada a la venta.

Aunque se inclinaba por la actuación en los años 70, Yolanda Liévana inició su carrera artística como la voz de los anuncios comerciales de diversos programas de Televicentro.

Además, se desarrolló en la conducción, rubro donde entre sus logros se cuenta la primera emisión del Festival OTI al lado de Raúl Velasco. Posteriormente, surgió la posibilidad de hacer telenovelas, cine y teatro.

"Luego me dio por cantar y monté mi show en centros nocturnos y palenques."

Su incursión histriónica se dio en producciones de Ernesto Alonso como Pecado de amor (1978) y en la pantalla grande participó en Los leones del ring (1972), Vuelven los campeones justicieros (1972) y No tiene la culpa el indio (1977).

No obstante que la carrera de Liévana se ha desarrollado en varios campos del espectáculo, con gran respuesta, declara que el centro nocturno fue lo que más le gustó "por el contacto con la gente; además de cantar y bailar, teníamos todo un show con los vestuarios y demás elementos que implica", y no descarta hacerlo ahora que presentará su nueva producción.

A pesar de que Yolanda Liévana lleva dos décadas alejada del mundo de la farándula asegura que no sintió el temor de que sus admiradores la olvidaran.

"Voy a trabajar para el público de antes y el de ahora, es como empezar a picar piedra otra vez, pero como es mi mayor gozo lo hago con agrado".

Temores que de haber existido, ya se disiparon con el cariño que le ha demostrado su público, que la ha apoyado en su regreso.



PUBLICIDAD