aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Tras curación milagrosa juró que se alejaría de los medios

Juan Miranda parecía haber desaparecido desde 1985, 17 años después concede entrevista exclusiva
Domingo 14 de julio de 2002 Heriberto Jiménez/Enviado | El Universal

CUERNAVACA.- Por el cáncer terminal que le habían diagnosticado el galán del cine mexicano de los 70, Juan Miranda, quien filmó 43 películas, se retiró del medio y, desde 1985, nadie supo más de él. Luego de una ardua búsqueda EL UNIVERSAL lo encontró en la ciudad de Cuernavaca, en donde actualmente vive con su esposa, alejado de los reflectores y de las cámaras, pues dice que fue una promesa "que le hizo a Dios".

Con 60 años Juan Miranda (Alfonso Torres es su nombre real), concede una entrevista exclusiva luego de 17 años de no hablar con ningún medio de comunicación.

"Mi carrera como actor iba en ascenso. Pero un día el doctor me dijo tienes cáncer, no te queda mucho . Fue un golpe terrible para mí y lloré como nunca". Juan Miranda recuerda que a la edad de 12 años era un niño muy enfermizo. Tenía reumatismo paralítico y, en ocasiones, no podía ni caminar y sufría constantemente de catarro.

"Los doctores le dijeron a mi padre que me cuidara. En ese momento me tenían que intervenir y los médicos nos explicaron que si me sometían a la cirugía a los 18 años se me iba a deformar el cráneo, así que le pidieron a mi familia que me operaran al cumplir la mayoría de edad. Mi padre era un hombre tan ocupado que se olvidó regresarme al doctor".

El papá de Juan Miranda era músico y luchador, se apodaba El Desarmador , por lo que iba al gimnasio todos los fines de semana.

"El doctor sugirió que yo hiciera deporte. De niño conocí a Pedro Infante, quien me cargaba. Yo lo admiraba mucho, tenía una súper cintura y unos brazotes increíbles. Me inspiré en él para practicar fisicoculturismo. Ya en la adolescencia el catarro siguió fluyendo".

Años más tarde llegó la oportunidad de incursionar en el cine, compartiendo créditos con artistas de la talla de Ana Martin, Lucha Villa, Mario Almada, Silvia Pinal, Jorge Rivero y Regina Torné, entre otros. Su físico fue primordial para que saltara a la fama y fuera admirado por muchas mujeres mexicanas, quienes lo considerarían, junto a Jorge Rivero y Andrés García, "como los hombres perfectos del espectáculo". Al tener fama, dinero y estar casado parecía que la vida de Juan Miranda transcurriría sin ningún problema.

"Fue en una obra de teatro con Eric del Castillo que me derrumbé. Para esto, siempre andaba con esa sensación extraña en la nariz, un catarro raro. Los compañeros decían que yo olía mal y me preguntaban que qué tenía. Y no era otra cosa, ¡me estaba pudriendo por dentro!".

Con esposa e hijos Juan Miranda no supo qué hacer, y fue un 6 de enero de 1978 cuando le tocó vivir una experiencia que lo marcaría por el resto de su vida.

"Yo estaba muy triste, desahuciado. Jorge Rivero preguntaba qué me pasaba y yo le contestaba que era mi carácter serio, cuando en realidad tenía en mi mente la palabra cáncer. No me podían cambiar el cráneo, ya nada se podía hacer.

"Los médicos me aseguraron que sólo un milagro me curaría y así fue. Un día Dios me tocó, vi una luz brillante y me sanó del cáncer. La cura fue inmediata. Una persona me hizo una oración poderosa en la cabeza y lo malo se acabó. Antes no me quitaba un pañuelo perfumado de la cara porque me salía pus, pero después de sentir la palabra del Señor ya no me salía más que un olor a menta, ¡estaba curado! "Le juré a Cristo que me alejaría de la farándula. Después regalé todo mi dinero a los asilos de ancianos y a los niños pobres, no había de otra. Prometí y cumplí". En la actualidad Juan Miranda vive de las conferencias y pláticas que da sobre cristianismo. Realiza giras en México y el extranjero.

Además, planea regresar al espectáculo pues dice que ha cumplido un cometido y, para ello, se entrena para recuperar el físico.

"Yo me dejé engordar, ahora estoy bien. A decir verdad, mucha gente, incluyendo a compañeros del medio artístico, pensaban que estaba muerto. Nunca quise dar entrevistas y esta es la primera vez que cuento la verdad de mi vida. Ni me mandó a desaparecer nadie ni estaba loco, sólo estaba en el retiro, pero hoy tengo ganas de regresar como actor. El Señor me dará la señal para saber cuando volveré a los foros y sé que será muy pronto". MÁS DE MÍSTER UNIVERSO 74 Originario del Distrito Federal, Juan Miranda está casado desde hace 38 años con Rebeca Vera Tiene cuatro hijos: Celia, Rebeca, Rosalía y Alfonso, este último actor y cantante Entre su filmografía se encuentran títulos como "Secreto de confesión", "Juan El Desalmado", "La venganza de un matón", "La endemoniada", "El zorro blanco", "El látigo", "Faltas a la moral", "Jesús nuestro Señor" y "Frontera brava" También dejó pendientes importantes como la cinta "Caín y Abel", que haría con Jorge Rivero, así como nuevas versiones en color de "Nosotros los pobres" y "Ustedes los ricos" Cabe apuntar que el actor ganó 110 concursos de fisicoculturismo



PUBLICIDAD