aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Pocas palabras/ muchos significados


Lunes 20 de mayo de 2002 El Universal

Es muy agradable sentarse a platicar con alguien que a pesar de acabarte de conocer te hace sentir como si fueras un amigo de toda la vida: ese tipo de persona es Pau Donés, líder, vocalista y guitarrista del grupo español Jarabe de Palo.

Hace nueve años se quitó "el traje y la corbata", salió de la agencia de publicidad donde trabajaba y decidió dedicarse a la música.

"Yo creo que nací con la vocación de músico, en la vida hice un poquito de todo, para poder ir viviendo... pero llegó un momento en el que me di cuenta que me estaba equivocando, entonces dejé el trabajo que tenía y empecé con lo de la música y fue una época en la que económicamente, las cosas no fueron muy bien, pero a nivel personal empecé a vivir de otra manera", afirma Donés.

Aunque hoy es uno de los artistas más conocidos del rock en español (basta recordar el concierto que dio hace tres semanas ante 80 mil espectadores en el Zócalo capitalino), el autor de "La Flaca" no vio su vida cambiar de la noche a la mañana, aunque siempre supo que iba por buen camino.

"Cuando mandamos el demo, grabamos el primer disco y la cosa salió, pues yo pensaba que lo nuestro iba a triunfar aunque al principio fue un desastre: vendimos en nueve meses 4 mil discos de `La Flaca`. "Pero de golpe y porrazo eso explotó y la verdad es que no me sorprendió. Quizá no me sorprendió que eso ocurriera porque estaba preparado, además que yo pensaba que eso iba a ocurrir, que si no lo piensas mal asunto, pero sí que me sorprendió la rapidez." Dos discos después, este músico es considerado como un gran autor de la canción latina y ha colaborado con grandes artistas como Celia Cruz, Compay Segundo y el italiano Jovanotti, que coescribó junto con Donés "Tiempo", canción del disco De vuelta y vuelta , y que además traduce las canciones de Jarabe al italiano.

El punto central de la popularidad de esta banda, desde que se dio a conocer, es lograr el mayor significado con el menor número de elementos, en este caso palabras. Además de tocar temas comunes y entendibles por diferentes razas y culturas de manera simple.

"La simplicidad en la música es lo difícil, creo que es mucho más fácil hacer una canción barroca con muchos arreglos y con letras que quieren decir pero que no quieren decir, en vez de intentar sintetizar", explica el español.

Esta manera de componer se puede ver en temas como "Depende". La canción dice algo que podría parecer una perogrullada: Depende/ todo depende/ de según como se mira todo depende , pero que a nadie se la había ocurrido poner en palabras y convertir en música.

"Eso viene de la boda de un amigo... Estábamos platicando de la relatividad de las cosas y él me decía: `Tú, si quieres desmontar el argumento de cualquiera, suéltale un depende en la conversación, porque ante un depende no hay discusión posible o contraataque posible`", así surgen los clásicos de este grupo desenfadado.

Para un compositor que sabe decir las cosas con tanta claridad, no debería ser problema hablar de amor con su novia, pero Donés es penoso y nos confiesa que usa su música como buque carguero encargado de transportar lo que él no puede confesar en persona a las personas que quiere. "Bueno es que a mí me pasa que no puedo decirlo de otra manera. Yo creo que a mi chica le he dicho que la quiero dos veces en mi vida, porque no puedo decírselo así. "Ahora le escribo una canción como `Agua` o como `Completo y incompleto`, donde digo eso y mucho más, pero soy incapaz de cantársela a ella también; son maneras de expresarse y yo lo sé hacer a través de la música."

Aunque tiene motivos para presumir después de "La Flaca", "Depende" y su última producción De vuelta y vuelta , Pau Donés no lo interesa la fama ni tampoco las fiestas de "maniquíes", cada vez que puede se retira a su casa en los Pirineos a grabar en su estudio o simplemente a ser quien es.

"A mí lo que me interesa de todo es el poder expresarme a través de la música que es la única forma que sé. Y si además de eso se me reconoce, pues todos tenemos una cierta vanidad y de todo es lo que me interesa, que se me valore por el trabajo que hago, no por otras cosas que no tiene nada que ver con eso", dice Donés.

No queda mucho que discutirle a un amable licenciado en Economía quien escribió en su autobiografía: "Fui buen estudiante aunque mal alumno. Estudié en más de nueve colegios (casi uno por año) y siempre creí que si para algo había nacido, era para la música." Los que aman a Jarabe de Palo le agradecen a Pau haber seguido sus instintos, sin perder su simplicidad.



PUBLICIDAD