A 30 años de “Dirty Dancing”, la cinta que casi acaba con Patrick Swayze

De no haber sido el éxito en que se convirtió, la película de 1987 hubiera enterrado su carrera
A 30 años de “Dirty Dancing”, la cinta que casi acaba con Patrick Swayze
FOTO: Archivo
17/08/2017
08:29
Ariel León
Ciudad de México
-A +A

En 1987 Patrick Swayze ya era un reconocido actor gracias a su participación en cintas como “Skatetown, U.S.A.”, “M.A.S.H.” Y “Grandview, U.S.A.” y los proyectos que escogía tenían que ser muy pensado según contó en una de sus últimas entrevistas antes de morir en 2009 víctima de cáncer.

Por ello aceptar trabajar en la cinta de baile “Dirty Dancing” podría no haber sido la decisión más acertada que tomara, pues de no haber sido el éxito en que se convirtió - contó en su momento- hubiera enterrado su carrera, sin contar los malos físicos que le causó la filmación.

Este jueves se cumplen tres décadas de que el filme dirigido por Emile Ardolino y en el que Patrick compartió créditos con una hasta entonces desconocida Jennifer Grey llegó a los cine de Estados Unidos y que a México ha llegado hasta en forma de obra musical.

Aquí algunos de los detalles detrás de este filme que consagró a Swayze, quien de no haber muerto hace ocho años, el día de mañana, viernes 18 de agosto, hubiera cumplido 65 años.

Casi la rechaza: Para 1986, momento en el que se le ofreció el proyecto, Patrick no estaba seguro de aceptar, pues afirmaba no quería que lo encasillaran en filmes de baile, unos años antes, en 1979, el actor había hecho “Skatetown, U.S.A.”, película en la que protagonizaba a un bailarín en patines. Finalmente, tras leer el guión Swayze se convenció de querer protagonizar la historia.

Problemas físicos: Desde joven Patrick era un amante del baile y el atletismo, de este último se tuvo que retirar por problemas físicos. Durante el rodaje de una escena de baile en la película, el actor presentó problemas cuando se le salió el líquido de la rodilla. Los médicos le recomendaron no hacer actividad física y la filmación estuvo a punto de ser suspendida, pero al final ignoró las recomendaciones y continuó con el rodaje.

Accidentes en el rodaje: Entre los múltiples problemas a la hora de filmar, destaca la adecuación que el equipo de producción tuvo que hacer a los árboles y hojas en las escenas exteriores, los cuales tuvieron que pintar para que asemejara a un ambiente veraniego, pues en ese lapso se desarrolla la trama, a pesar de que la filmación se llevó a cabo en otoño.

También está la escena del lago, que fue filmada a 4° centígrados en medio de la noche y en la que no se pudieron hacer close up a los personajes pues debido a la baja temperatura del agua sus labio lucían morados.
mdf07019.jpg_17294092.jpg
Canción clave: La música fue un factor importante en el filme, por ello es de sorprender que una de los temas más importantes de este trabajo no fuera creado para el largometraje. Se trata “She's Like the Wind” tema co escrita e interpretado por Patrick y que pudo ser parte de la película “Grandview, U.S.A”, pero que al final fue rechazada y pudo ser ocupada para Dirty Dancing y convertirse en un éxito en las listas de popularidad.

La frase incómoda: Meses antes de fallecer, Patrick Swayze recordó que una de las frases más icónicas de la película “No dejaré que nadie te arrincone” (Nobodys puts baby in a corner) -la cual le dice Johnny Castle a Frances Houseman- él la odiaba cuando filmó el largometraje, situación que cambió cuando vio la cinta en la gran pantalla.

Esta frase lo acompañó el resto de sus días, es más, el actor confesó que cuando se enteró que padecía cáncer les dijo a sus amigos “No dejaré que nadie arrincone al páncreas de Patrick".

rad 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS