aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El Expediente Secreto X de sir Paul McCartney

El mito urbano que circula desde hace más de 40 años y que se ha vuelto una de las mejores teorías de la conspiración, ha sembrado la duda en millones de fans de Los Beatles
El Expediente Secreto X de sir Paul McCartney

IMAGEN. Así se le vio el viernes durante su actuación en la inauguración de los JO. (Foto: GETTY IMAGES )

Domingo 29 de julio de 2012 Pepe Navar | El Universal
Comenta la Nota

espectaculos@eluniversal.com.mx

Mientras más se oiga una mentira, acabará siendo verdad. Con la aparición del DVD Paul McCartney Really is Dead: The Last Testament of George Harrison (HaigWay 61, Entertainment), cobra más fuerza leyenda urbana de que Paul McCartney, el verdadero; está muerto y el actual, el que todo mundo conoce, es un doble que lo reemplazó al morir decapitado en un accidente automovilístico en noviembre de 1966; según el documental de Joel Gilbert que se ofrece subtitulado y en físico en red.

El mito urbano que circula desde hace más de 40 años y que se ha vuelto una de las mejores teorías de la conspiración, ha sembrado la duda en millones de fans de Los Beatles, por su espectacular montaje que narra, con la “voz” cantante de George Harrison en un par de mini-cassettes, como se fraguó la historia con el impostor, William Campbell, tomando el papel (luego de ganar un concurso de dobles de McCartney, más de una docena de cirugías y entrenamiento para volverse zurdo, cantante y millonario) del bajista.

Al parecer todo fue orquestado por el Servicio Secreto Británico, para evitar una serie de suicidios colectivos mundiales y con la anuencia de John, George y Ringo, que hasta fueron amenazados por la inteligencia británica, para ocultar el secreto. Harrison, que estuvo a punto de morir acuchillado, fue el que soltó la lengua, temeroso de que pudiera terminar asesinado como John Lennon (que según el propio George, iba a revelar la verdad, antes de ser baleado) y que, según el rockumental, estaba obsesionado por dejar pistas de la muerte de Paul en todo.

El relato, como si fuera un X-File, tiene ingredientes reales y verdaderos que se confunden y plantean muchas interrogantes ¿Por qué la noticia fue destapada en una emisora radial de Michigan y no en Inglaterra? ¿Quién concibió la carretada de pistas sobre la muerte de Paul (a quien en el documental Harrison llama “Faul”) en las canciones normales del cuarteto normales y las tocadas al revés? ¿Quién ideó las iconografías que se encuentran en las portadas de sus álbumes, donde hay docenas de pistas de la muerte del creador de “Yesterday”? ¿Y las referencias que hacen los propios Beatles en películas, documentales, sátiras y parodias sobre “Paul está muerto”?

Finalmente, como muchos especulan: nada mal para ser un impostor del verdadero Paul, que muchos no creen que sea, en este montaje mediático (donde la cereza del pastel es la interpretación visual del Sgt. Pepers y Revolver) en el que hasta a la CIA, le toca un pedazo del pastel.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD