aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




George Harrison, a 10 años de su silencio

Pese a su indiferencia de ser recordado o no al morir, el “Beatle callado” hoy es referencia musical
George Harrison, a 10 años de su silencio

ESPIRITUAL. Harrison fue amante de la cultura india y criticó la música actual. (Foto: ESPECIAL )

Sitios Relacionados:

Martes 29 de noviembre de 2011 Redacción | El Universal
Comenta la Nota

espectaculos@eluniversal.com.mx

Difícil creer que el hijo de un chofer de autobús se convirtiera en uno de los grandes iconos de la música en la historia y que a 10 años de su muerte sigue en la memoria colectiva.

Pero a George Harrison lo tenía completamente sin cuidado si la gente lo olvidaba un día. “No me importa si me recuerdan”, le comentó alguna vez a su esposa Olivia Harrison cuando ésta le preguntó de qué manera le gustaría ser recordado.

Probablemente por eso mantenía un perfil silencioso, evitaba quedarse grabado en el recuerdo de la gente, e incluso se ganó el mote de “El beatle callado”, pero hay quienes difieren como Ravi Shankar, quien declaró en tono divertido que “a veces rogaba porque se callara”.

Apasionado con carácter

Haber pertenecido a los Beatles no fue exactemente lo mejor que le pudo pasar a Harrison, atrapado en una lucha de egos entre John Lenon y Paul MCartney (por quien llegó al grupo), pero considerando a éste último siempre como su igual, ya que no permitía ninguna indicación de su parte. “Tuvimos muchas cosas materiales a una edad temprana y aprendimos que eso no era todo. Aún faltaba algo", comentaba George Harrison a los 22 años de edad y quien definió el estilo del cuarteto de Liverpool.

Hubo de todo, pero los momentos en La Caverna le resultaron inolvidables.

“Amamos a La Caverna más que a nada, fue fantástico. Nunca perdimos nuestra identificación con la audiencia, estuvimos tocando para nuestros propios admiradores que eran como nosotros. Vendrían a la hora del almuerzo a escucharnos y darnos sus sándwiches para que comiéramos. Era espontáneo, todo resultaba ideal”.

Tras su paso por la banda, se retiró para meditar y estudiar jardinería y volvió como solista; de hecho, fue el primero de los cuatro en colocarse en primer lugar en Inglaterra y Estados Unidos, con “My sweet lord”.

Con el tiempo, George transformó su estilo de vida, mas nunca su personalidad.

“No escucho nada, no leo los diarios, no veo televisión y no voy a conciertos”, decía. En los albores del nuevo milenio criticó la música actual, como U2 y Spice Girls, y defendió su estilo. “Entonces mi música no importa si la hice hace 20 años o mañana, no va con las tendencias. Mi música se queda como está y así me gusta”.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD