aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Los filmes de Cantinflas ya tienen dueño

Una juez familiar concedió los derechos a Eduardo Moreno Laparade, quien los disputaba con Mario Moreno Ivanova
Los filmes de Cantinflas ya tienen dueño

PROLÍFICO. En total, Mario Moreno Reyes actuó en 51 películas. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL Y ESPECIAL )

Viernes 24 de septiembre de 2010 Redacción | El Universal
Comenta la Nota

showbis@eluniversal.com.mx

Muchos millones de dólares. Así contabiliza Eduardo Moreno Laparade las regalías que han generado 39 películas de Cantinflas y que, en cuestión de un mes, podría pasar a sus manos.

Moreno Laparade lleva 17 años en pleito legal contra Mario Moreno Ivanova, hijo adoptivo de Cantinflas, a quien acusó de haber falsificado una firma en un documento de cesión de derechos por esas 39 películas.

El pasado 13 de agosto ese pleito tuvo una resolución. Eduardo Moreno, sobrino de Cantinflas, lo explica en un comunicado: “La juez 21 familiar, la maestra Susana Trujano Castilla, emitió sentencia definitiva por la que reconoce a Eduardo Moreno Laparade, la titularidad y/o propiedad de las 39 películas, así como su derecho para cobrar las regalías que Columbia Pictures viene depositando en los tribunales de EU”.

Sin embargo, esta sentencia no hace sino sumarse a una larga lista de resoluciones judiciales, ya que el caso se ha convertido en un laberinto legal. Eduardo Moreno Laparade ganó el juicio entre 2003 y 2009 con diversas instancias. Pero siempre, Mario Moreno Ivanova ha respondido con un juicio de amparo. Y hasta el momento, en cada sentencia ha ganado el amparo. De hecho, la última vez fue en marzo de este año, cuando Moreno Ivanova declaró que ganó el juicio y que el juez sentenció “que los derechos siempre me habían pretenecido”.

Moreno Laparade confía, sin embargo, que esta nueva resolución del 13 de agosto es definitiva. “El cumplimiento de las prestaciones señaladas se encuentran plasmados en la sentencia que consta de 153 hojas”.

De acuerdo con el sobrino del cómico mexicano, esa misma sentencia tiene una “condena” contra Mario Arturo Moreno Ivanova: no molestarlo. En términos prácticos, eso significa que no deberá hacer declaraciones públicas a medios de comunicación sobre el asunto para atacar o cuestionar sus derechos.

El comunicado remata: “De igual forma, lo condena a pagarle los daños y perjuicios ocasionados y las costas causadas en dicha controversia judicial”.

Eduardo Moreno Laparade se dijo satisfecho con la resolución pero aceptó que el proceso fue especialmente tortuoso, ya que fue tan “desgastante” que en algún momento durante estos 17 años de pleito legal, algunos de sus abogados llegaron a traicionarlo.

Lamenta que por esa razón el jucio se alargó más de lo que él hubiera querido ya que la resolución hubiera sucedido por lo menos 10 años antes.

No perdió la oportunidad de manifestar su malestar cotra Mario Moreno Ivanova a quien considera un “despilfarrador”, ya que desde hace varios años lo acusa de haber vendido todas las propiedades que le heredó de su padre, Mario Moreno, Cantinflas, y que por eso motivo ahora “no tiene un peso”. Esto significa que difícilmente cumpliría con la sentencia de pagar los gastos judiciales generados por el pleito de 17 años.

La historia

A la muerte de Cantinflas, Moreno Laparade y Moreno Ivanova comenzaron el pelito por 39 filmes producidos por Posa Films, productora propiedad del cómico mexicano y en sociedad con Columbia Pictures. Desde entonces hasta la fecha, las regalías generadas han sido pagadas por Columbia Pictures y depositadas por en una corte de Estados Unidos en espera de que en México se resuelva quién es el titular.

El sobrino y el hijo se han acusado mutuamente durante los 17 años. Moreno Ivanova, en 2007 acusó a su tía de coludirse con una juez de lo familiar para poner peritos a modo que favorecieran su versión. Moreno Laparade, por su parte, lo señaló por falsificar la firma de Cantinflas. Y varias veces ambos se han declarado ganadores del juicio.

Por lo pronto, Moreno Laparade lo considera cosa juzgada y ya planea su estrategia legal para recuperar las regalías y demandar a “terceros que han utilizado sin autorización los filmes”.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD