Se encuentra usted aquí

La difícil tarea del streaming

“If you're creating an entertainment site, you want the content to be the star.” ― Chad Hurley
31/07/2017
08:00
-A +A
 #LaVozDeLosExpertos

Ahora que ya se diluyó la molestia grupal respecto a la app de HBO GO y su triste desempeño exaltado por la gran cantidad de fans de Game of Thrones (GOT), es hora de analizar lo sucedido y la importancia de temas como la neutralidad de la red y de tener desarrolladores al nivel de Silicon Valley. En los últimos meses hemos visto crecer la tendencia de las alianzas entre cableras y generadores de contenido: Verizon con Yahoo y AOL; AT&T tratando de hacer una alianza con Time Warner; Comecast tiene a NBC Universal; mientras los consumidores van cortando el cable por opciones más económicas de streaming.

Netflix ha sido un gran catalizador respecto a la comercialización de contenidos pensados para televisión o la pantalla grande en web. YouTube fue el detonador de la tendencia, en donde sigue siendo fuerte. Ahora las casas productoras han visto una buena oportunidad con audiencias globales. Un tema central a todo esto es, obvio, la comercialización de contenidos, y las negociaciones que involucran. Mi manera de verlo es que YouTube, con su sistema de ContentID llegó a hacer una auditoría de lo extraño que es el mundo de la comercialización de contenido.

Todo el modelo de negocio es análogo. La productora vende licencias de comercialización de contenido a distribuidores que a su vez pueden subarrendar las licencias para llegar a más regiones. Ejemplo: Televisa le vende la licencia de “Marimar” a Globo para Brasil y a Telefé, quienes a su vez le venden la licencia para transmitir y comercializar en Portugal a una televisora de ahí y lo mismo a otros países. Las cadenas nacionales incluso pueden vender la licencia o arrendar a televisoras locales y así se junta el dinero. Ahora llegan aplicaciones por Internet que básicamente plantean que una licencia puede llegar a casi todo usuario alrededor del mundo.

¡Bam! Les raptaron la gallina de los huevos de oro a toda la cadena que dependía de la comercialización análoga: asociaciones de artistas, recolectores de derechos de transmisión, productoras, distribuidores, etc. Todos se quedaron sorprendidos y varios han tratado de demorar la transición, pero es demasiado tarde, los autos ya no traen paquete de entretenimiento atrás, traen tabletas y audífonos. Las cosas cambian, los niños llaman TV a la tablet.

Sin embargo esta semana descubrimos que hay que meter presión a las empresas de entretenimiento que quieren entrar al mundo de la tecnología. No bastaba con saberlo gracias a Chivas TV, tenía que pasarle a HBO y con su reconocida serie GOT, que tiene a muchos vueltos locos. Incluso Google, supo actuar rápido, aunque tenía Google Video compró YouTube.

Desde antes del HBO Go crash era obvio que la aplicación no está al nivel de lo que hoy espera un usuario de aplicaciones de streaming. El 23 de noviembre de 2016 me dio el error p-1518 en la televisión, luego el 3 de junio era imposible mandar HBO Go a Chromecast, y la red estaba en buen estado. Lo primero que pueden hacer en HBO es levantar un dashboard público del estado de su servicio Go.

No creo que falte disponibilidad de empresas como Google o Netflix para trabajar con distribuidoras y productoras de contenido del nivel de HBO. Probablemente no sería poniendo dinero de entrada, pero sí con arrendamiento o compartiendo ganancias por el uso de streaming. La diferencia es que Netflix si paga por producir y YouTube podría pedir algo que sume a su plataforma comercial.

Comentarios