Se encuentra usted aquí

Neutralidad, sigue el debate

21/07/2017
09:28
-A +A
#LaVozDeLosExpertos

El martes 18 de julio, Sarah Huckabee Sanders, secretaria de prensa adjunta de la Casa Blanca, criticó el desempeño de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) en la administración del presidente Obama por haber aprobado una serie de reglas sobre la neutralidad de la red que permitieron clasificar a Internet como un servicio de telecomunicaciones "Título II".

"La administración anterior se equivocó al imponer reglas sobre los proveedores de servicios de Internet (ISP) a través del poder de reglamentación del Título II de la FCC", dijo Sanders.

La reglamentación resultante prohibió a los ISP bloquear o limitar el contenido, o vender un acceso más rápido.

Sanders destacó que el gobierno del presidente Trump apoya los esfuerzos de Ajit Pai, actual presidente de la FCC, quien se ha propuesto revertir las protecciones de neutralidad de la red para los usuarios de Internet. De prosperar la iniciativa de Pai, los proveedores de acceso a Internet de facto asumirían el control de la red.

"La administración cree que las reglas del camino son importantes para todos - proveedores de sitios web, proveedores de servicios de Internet y consumidores por igual", afirmó Sanders el pasado martes.

Sobre lo expresado Evan Greer, director de campaña de la iniciativa Fight for the Future, en castellano: Pelea por el futuro, afirmó en un comunicado: "La Casa Blanca estuvo muy lejos de apoyar el plan de la FCC, y solo señaló que tienen razón al 'revisar' las reglas actuales. Esta es una señal clara de que saben lo impopular que es la revocación de las reglas de neutralidad de la red con los votantes, incluidos los conservadores y los libertarios".

Además la organización Fight for the Future informó que pronto se dirigirá a los miembros del Congreso con vallas publicitarias y una tarjeta de puntuación en línea para registrar su postura.

En mayo, Ajit Pai, presidente de la FCC, presentó una propuesta para devolver la banda ancha a su clasificación anterior. Las reclasificación de Internet en la era de Obama respondió al propósito de evitar que las compañías de banda ancha favorecieran su contenido sobre los servicios de la competencia.

Los IPS sostienen que la FCC de Obama cometió un grave error al cambiar la clasificación de la banda ancha para tratarla como utilidad pública, y afirman que las regulaciones imponen una ley obsoleta, diseñada para la antigua red telefónica.

La semana pasada, algunas organizaciones de activistas en Internet, así como gigantes de la tecnología como Amazon, Netflix y otros impulsaron el “Día de Acción para Salvar la Neutralidad de la Red,” iniciativa orientada a conseguir el apoyo del mayor número de usuarios de Internet para rechazar las acciones de FCC.

La iniciativa consiguió que millones de estadounidenses publicaran comentarios en el sitio web de la FCC, afirmando la necesidad de mantener la neutralidad de la red. Aproximadamente 9.4 millones de comentarios fueron remitidos a la FCC. La primera fecha límite para la recepción fue el pasado lunes.

En materia de neutralidad de la red, la posición del presidente Trump, como en muchos otros temas, ha sido acomodaticia y contradictoria. En 2014, al reclasificar Internet como un servicio Título II, el presidente Obama afirmó que apoyaba un enfoque regulador robusto en materia de neutralidad de la red. Sobre el particular, Donald Trump tuiteó: “El ataque de Obama a Internet es otra toma de poder de arriba a abajo. La neutralidad de la red es la Doctrina de Equidad. Apuntará a los medios conservadores”. Si Trump aprendió algo de México fue a cantinflear.

Comentarios