Se encuentra usted aquí

No más chantajes en el futbol mexicano

05/06/2017
01:52
-A +A

Más allá de conocer en qué equipo jugarán futbolistas como Ismael Sosa, Raúl Ruidíaz, o Javier Aquino, en la semana del futbol, los directivos tienen pendientes que resolver; el más importante: ¿qué demonios hacer con el arbitraje?

La Asociación Mexicana de Árbitros (AMA) ha tomado el control. Nadie se imaginó que un árbitro asistente como José Luis Camargo fuera tan hábil como para ponerse al tú por tú con Decio de María, Enrique Bonilla y a los dueños de equipos. Es un gremio dominado por el carisma y manipulación de Camargo, y por la grilla de Roberto García Orozco —presidente del organismo—, quien ya logró detener la jornada e impidió que Héctor González Iñárritu, presidente de su Comisión, no estuviera en la XLIII Convención Anual para Árbitros Profesionales, porque no lo toleran.

La AMA maneja a su antojo el arbitraje y parece que tienen espantados a los directivos. ¿Qué es la AMA? ¿Cómo funciona? ¿Para qué sirve? Esta asociación se fundó en 2014 y en su sitio de internet hay un alarmante mensaje, con connotaciones religiosas escrito por García que dice: “Les doy la más cordial bienvenida a nombre de todo el Comité Directivo y muy particularmente del mío… Nuestra Asociación AMA cuenta con 586 Árbitros, por lo que nos sentimos orgullosos de esta unión para el BIENESTAR COMÚN… Con la certeza de que todos los que conocemos el mundo de arbitraje estaremos por y para ustedes... Me despido deseándoles y que Dios les bendiga”.

AMA, Dios, palabras que García destaca en un mensaje muy bien pensado y dirigido, protección a silbantes a cambio del pago de una cuota anual que va desde los mil 300 hasta los 6 mil pesos, dependiendo de la categoría del silbante.

Los directivos tienen una excelente oportunidad para encontrar una solución y detener un chantaje que dejaron crecer.

No está mal que estén unidos o que intenten mejoras, pero de ahí a tener un doble discurso, es muy distinto. Hoy la crisis arbitral pasa por las traiciones internas, por la grilla, y está en los dueños seguir permitiendo esto. Recordemos cómo acabó el campeonato, con un árbitro en los partidos de vuelta de Chivas y que no se atrevió a marcar un penalti clarísimo a favor de Tigres en la compensación. Ese es el arbitraje mexicano: gris, sin preparación y sin personalidad.

Ya pararon al futbol, ya desconocieron al presidente de la Comisión de Arbitraje. ¿Qué más quieren?

Deben ponerles un alto, de lo contrario, seguirán haciendo lo que se les pegue la gana. Cancún es ideal para la fiesta, el golf y la diversión. Pero los directivos deben olvidar la fiesta e ir a fondo en los problemas reales del futbol nacional. No es solamente el Draft, son días que deben aprovecharse para adentrarse en las lagunas reglamentarias y resolverlas. 

@gvlo2008

[email protected]

Gerardo Esquivel es Licenciado en Economía por la UNAM, Maestro en Economía por El Colegio de México y Doctor en Economía por la Universidad de Harvard. Es Profesor de la UNAM y de El Colegio de...

Comentarios