Se encuentra usted aquí

Nuevo Aeropuerto, más inundaciones

El proyecto del NAICM está rodeado de omisiones y verdades a medias muy graves, que ponen en grave situación a la Metrópoli
13/07/2015
02:10
-A +A

La semana pasada se anunció el primer paquete de licitaciones por 95 mil millones de pesos para obras del Nuevo Aeropuerto (NAICM); corresponden principalmente a la nivelación y preparación de los terrenos y a la cimentación de las pistas y obras hidráulicas de canalización y entubamientos. Sin embargo, como lo comenté en un artículo reciente, el Instituto de Ingeniería de la UNAM, responsable de la propuesta de cimentación de las pistas, no ha podido resolver cuál será la técnica que se empleará debido a la complejidad del tipo de suelos blandos que presentan hundimientos entre 20 y 40 centímetros por año.

En varios foros técnicos y políticos he tratado de fundamentar la necesidad de revisar este importante proyecto, en virtud de los riesgos de inundación que afectarán gravemente a la ciudad de México. Todo mundo entiende la función de regulación hidrológica de la zona federal del Lago de Texcoco, último reducto de lo que fuera el dicho lago; sin embargo, este importante factor no se está tomando en cuenta. Se anuncia el paquete de licitaciones sin estar resuelto el método de cimentación de pistas y edificios, lo cual implicará variaciones sustanciales de inversión en función del método que se elija, pero la más grave es que tampoco están definidos los proyectos de regulación hidrológica. Se ha hablado de la construcción de lagunas de regulación y sistemas de bombeo que hasta hoy nadie conoce.

¿Cómo es posible que un proyecto de esta envergadura, el más importante de esta administración, carezca de los elementos esenciales de planeación a largo plazo como son el tema de inundaciones y regulación hidrológica, tomando en cuenta que el Valle de México es de origen una cuenca lacustre, endorreica y con lluvias cercanas a los 720 mm por año?

El proyecto del NAICM está rodeado de omisiones y verdades a medias muy graves, que ponen en grave situación a la Metrópoli. No se ha mencionado, por ejemplo, que el nuevo proyecto echa por tierra miles de millones de pesos invertidos en la administración del presidente Calderón para ofrecer mayor seguridad a la ciudad en término de prevención de inundaciones. Por ejemplo, con el NAICM desaparecen: la laguna de regulación Casa Colorada de cuatro millones de metros cúbicos de capacidad; el túnel profundo Río de los Remedios, la planta de bombeo profundo Casa Colorada y las obras de captación del túnel profundo a la planta de bombeo, todas estas obras con un costo de 2 mil 200 millones de pesos, tirados a la basura.

En las últimas semanas hemos sido testigos de graves inundaciones en la ciudad ocasionadas por lluvias normales de la temporada; por más que las autoridades se empeñen en calificar las lluvias como “atípicas”, los números son claros, se trata de precipitaciones en la media de una temporada de lluvias. Lo que está sucediendo es que ya no hay la capacidad de drenaje ni siquiera para los volúmenes de agua normales de esta época de lluvias.

La capacidad de drenaje de la ciudad se ha perdido por dos razones: el crecimiento desmedido y sin planeación de la mancha urbana y los graves hundimientos del suelo que provocan la pérdida de la pendiente y capacidad de todos los drenajes superficiales.

Entre 1975 y 2006, la ciudad de México pasó de 10 a 19 millones de habitantes, pero la capacidad de drenaje bajó de 280 millones de metros cúbicos por segundo a solo 165. Esta cifra parece de ficción pero son los “datos duros” que demuestran el grave riesgo al que estamos expuestos. De ahí la necesidad de concluir lo antes posible las obras del Túnel Emisor Oriente que ya debería estar operando de acuerdo con el plan de obra aprobado.

Se requiere urgentemente invertir lo necesario para alcanzar la capacidad de desagüe que requiere la ciudad, pero además la protección de áreas de inundación naturales como la de la zona federal del Lago de Texcoco que ahora, ilegalmente, la han orientado al NAICM.

¿Con qué autoridad y con base en qué legislación una administración puede hacer esto? ¿Cómo es posible que todo mundo alabe el gran proyecto del aeropuerto sin ver los impactos que va a ocasionar?

ciudadposibledf.org

Twitter: @JL_Luege

Impulsor de una visión metropolitana para la Ciudad de México. Ingeniero Químico-Metalúrgico por la UNAM. Laboró durante 14 años en el sector privado en el ramo siderúrgico. Diputado Federal en la...

Más sobre el autor

 

COMENTARIOS

MÁS EN OPINIÓN

NOTICIAS DEL DÍA