Se encuentra usted aquí

Días de diplomacia

De los tres logros, quizás el más controversial sea el acuerdo nuclear con Irán
25/07/2015
02:52
-A +A

En los últimos días han habido varias victorias para la diplomacia global. Se abrió la Embajada de Cuba en Washington y la de Estados Unidos en La Habana por primera vez en más de cincuenta años, los griegos lograron un arreglo con la Unión Europea que evitó el colapso de su economía y una desestabilización global, y seis países concluyeron un acuerdo con Irán que limita sus capacidades nucleares y allana el camino para que se eliminen las sanciones económicas contra ese país. Con estas tres medidas, cada una por su proprio cauce, se fortalece la economía mundial, la comunidad internacional y la seguridad del planeta.

De los tres logros, quizás el más controversial sea el acuerdo nuclear con Irán, que involucró años de negociación entre el gobierno de ese país y los gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China. El acuerdo marca límites claros al programa nuclear de Irán y crea un sistema de controles y verificación internacional.

Este arreglo tiene sus opositores, sobre todo en el Medio Oriente y en Estados Unidos, que consideran a Irán un estado que apoya a grupos terroristas en Palestina, Líbano y Yemen. El primer ministro de Israel ya criticó duramente al acuerdo, y los líderes de Arabia Saudita lo ven con mucha suspicacia. En el Congreso estadounidense también habrá un debate feroz en septiembre en que algunos congresistas intentarán bloquear la adherencia de Estados Unidos al acuerdo, aunque sospecho que el presidente Barack Obama al final ganará ese round.

En Teherán también hay nerviosismo por el acuerdo. Las negociaciones han sido la prioridad del actual presidente Hasán Rouhaní, un moderado islámico que busca reintegrar a su país en el orden mundial y quien prioriza la prosperidad, pero hay otras voces en el país, del ala más conservadora del espectro político, que son muy escépticos sobre el arreglo y preferirían un país aislado y puro, dedicado a sembrar movimientos religiosos islámicos en otros países. El acuerdo es una victoria para los moderados y los modernizadores en Irán, pero ahí también habrá debates internos sobre la implementación.

En el caso de Grecia, el acuerdo alcanzado implicó concesiones de ambos lados, especialmente por parte del gobierno griego, que había empujado hacia una menor austeridad, pero al final los europeos también parecen haber cedido un poco en la severidad de algunos de los requisitos. No hay solución perfecta a esta crisis, pero todo parece indicar que se logró un entendimiento que evitó se ahondara aún más la pobreza en Grecia y la inestabilidad en los mercados globales.

Finalmente, entre Cuba y Estados Unidos también quedan cuestionamientos y dudas sobre hacia dónde va encaminada la nueva relación diplomática entre estos dos países. No hay señales todavía de que se quite pronto el embargo estadounidense hacia Cuba, aunque ya se empiezan a flexibilizar muchos de sus elementos. Pero por lo menos los dos gobiernos ahora pueden hablar directamente entre sí, no a través de intermediarios, y se ha caído para siempre lo que era uno de los últimos lastres de la Guerra Fría.

La diplomacia en si no resuelve todos los problemas, pero sí abre la posibilidad de avanzar hacia soluciones que mejoren la convivencia, la economía y la seguridad internacional. Debemos celebrar estos últimos días y esperar que vengan más así en el futuro.

Vicepresidente ejecutivo del Centro Woodrow Wilson

Andrew Selee fue el Director fundador del Instituto México del Centro Wilson en Washington, DC y se desempeña actualmente como presidente del Instituto de Políticas Migratorias.
 

COMENTARIOS

MÁS EN OPINIÓN