México apoya la prohibición de armas nucleares en la península coreana

La bandera de Corea del Norte - Foto: Edgar Su / REUTERS (arriba), la bandera de México - Foto: Juan Boites/EL UNIVERSAL (en medio) y la bandera de Corea del Sur - Foto: Kim Hong-Ji / REUTERS (abajo)
23/03/2018
16:16
Gabriel Moyssen
Ciudad de México
-A +A

Read in English

En cumplimiento de su estrategia de diversificación comercial y de formar nuevas alianzas —especialmente en la Cuenca del Pacífico—México ha fortalecido en los últimos años su relación bilateral con la República de Corea (sur) y respalda con firmeza la eliminación total de las armas nucleares en la intranquila península del norte asiático.

Aunque el objetivo de suscribir un acuerdo de libre comercio sigue sin concretarse, nuestro país y Corea del Sur son miembros del foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), así como integrantes del grupo MIKTA, una asociación innovadora e informal fundada en 2013 con Indonesia, Turquía y Australia que busca apoyar la gobernabilidad global y trabaja, entre otros temas, en el acceso a las fuentes energéticas, seguridad, comercio e igualdad de género.

Fue precisamente en septiembre de 2017 cuando el grupo MIKTA emitió un comunicado conjunto “expresando su grave preocupación” por el sexto—y último hasta ahora—ensayo nuclear norcoreano, considerado el más poderoso, al detonar una bomba de hidrógeno que provocó un sismo de 6.3 grados de magnitud.

Para el gobierno mexicano, el estallido subterráneo del 3 de septiembre cerca del polígono de pruebas de Punggye-ri marcó de alguna forma un punto sin retorno: el 7 de septiembre, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) denunció las “flagrantes violaciones” del derecho internacional y de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) cometidas por la República Popular Democrática de Corea (RPDC) con sus ensayos nucleares y balísticos, y anunció que su embajador en México, Kim Hyong Gil, había sido declarado persona no grata y que se le concedería un plazo de 72 horas para abandonar el país.

Mientras que el comunicado de la SRE calificó a Corea del Sur y Japón como “aliados fundamentales”, México todavía sostiene relaciones diplomáticas con Corea del Norte y la embajada del país comunista prosigue sus actividades en la Ciudad de México a nivel de encargado de Negocios.

Otro incidente se registró en 2014, el carguero norcoreano Mu Du Bong—cuya empresa propietaria fue incluida en la lista de sanciones internacionales—resultó incautado por las autoridades en Tuxpan, Veracruz, por solicitud del CSNU.

Procedente de Cuba, el Mu Du Bong encalló en el arrecife Lobos cerca de dicho puerto, dañando 3,000 metros cuadrados del área natural protegida, después de que inspectores de Naciones Unidas demostraron que el barco estaba vinculado a la firma Ocean Maritime Management Company, que participaba en el contrabando de armas para Corea del Norte, el gobierno mexicano deportó a sus 33 tripulantes y lo desmanteló, lo que causó que Pyongyang amenazara a México con “tomar las medidas apropiadas”.

Buenos socios

Curiosamente, la relación bilateral fue buena desde el establecimiento de relaciones diplomáticas en 1980, la provincia de Kangwon y el estado de Puebla se hermanaron en 2008 y México fue el principal socio comercial de Corea del Norte en América Latina durante esta década, exportando al aislado país asiático casi 50 millones de dólares anuales en equipo de telecomunicaciones, metales, productos agrícolas y ropa.

Hace mucho tiempo, sin embargo, Corea del Sur rebasó al rendimiento económico de la RPDC y ahora disfruta de un rápido ritmo de desarrollo y de niveles de vida similares a los de los países más avanzados.

México también fue rebasado por la industriosa nación desde los años 60 y ésa es una de las razones detrás de su interés en atraer los flujos de inversión surcoreanos y de alentar una relación política y comercial madura, simbolizada por el pacto de Asociación Estratégica para la Prosperidad Mutua, firmado en 2005, y la visita oficial de la presidenta Park Geun-hye a México en abril de 2016.

De acuerdo con la Secretaría de Economía de México, Corea del Sur fue el sexto socio comercial de nuestro país—y el tercero de la región.

Comunicado de la SRE: México adopta medidas respecto a la actividad nuclear de Corea del Norte

Editado por Sofía Danis
Más artículos de Gabriel Moyssen

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS