Suspenden a dirigente ferrocarrilero por apoyo a AMLO

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana en Chihuahua, Benito Bueno Rentería, fue suspendido de sus derechos por seis años y separado del cargo al considerar que incurrió en diversas violaciones a los estatutos
Foto: Archivo
24/05/2018
15:56
Redacción
Ciudad de México
-A +A

CDMX.- El secretario general del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana en Chihuahua, Benito Bueno Rentería, fue suspendido de sus derechos sindicales por seis años y separado del cargo a partir de hoy al considerar que incurrió en diversas violaciones a los estatutos como realizar actividades políticas al interior de la organización con personas afiliadas al partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Ayer, Benito Bueno dijo que al menos 25 mil integrantes de la disidencia del Sindicato Ferrocarrilero se encargarán de vigilar las casillas que se instalen a lo largo de territorio nacional en defensa del voto en favor del candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador y anunció la adhesión de compañeros a la campaña del tabasqueño.

“Somos 25 mil trabajadores y sus familiares quienes sumamos al señor Andrés Manuel López Obrador, buscando que él con la Presidencia de la República logre que a los trabajadores en activo y a los trabajadores jubilados tengan mejores condiciones de vida y les sean respetados los derechos laborales que han conquistado”, expuso Bueno Rentería el miércoles.

El Sindicato Ferrocarrilero informó hoy en un comunicado de la remoción de Benito Bueno, lo cual precisó fue determinada por la Comisión de Honor y Justicia, respecto a lo que el presidente del Comité Nacional de Vigilancia, Gonzalo Peralta Vargas y el primer vocal, José Félix González Alarcón que “se actuó en su contra por cometer faltas y desarrollar actividades que pusieron en riesgo los intereses laborales, políticos y sindicales de la organización que trastocan la unidad y lealtad del gremio, violando los estatutos sindicales vigentes”.

Destacaron que fue designado Javier Ayala Montiel, para que cubra la Secretaría General de la Sección 31 en Chihuahua que ocupaba Benito Bueno, a quien responsabilizan de incurrir en “diversas anomalías al interior de la sede sindical, en donde actuaron personas que nada tenían que ver con la organización ferrocarrilera y trascendió que incluso había grupos ligados a partidos políticos como de Morena”.

Subrayaron que “la agresividad de los que se encontraban al interior de la sede fue notable y llegaron incluso a señalar que trabajadores ferrocarrileros llegaron armados a intentar desalojarlos situación que no fue más que una patraña”.

Ante esta situación informaron que se procederá a investigar todas las anomalías al interior de la Sección 31 y de donde se tomaron los recursos para pagar la campaña de comunicación destinada a tratar de desprestigiar al gremio ferrocarrilero y violentar la unidad que priva al interior del mismo.

Resaltaron que “los trabajadores ferrocarrileros han tenido hoy y siempre la libertad política para afiliarse al partido de su elección por lo que resulta ocioso señalar que por un presunto anuncio de que un grupo pasa formar parte de un partido tenga resultados administrativos o sindicales”.

El miércoles, Benito Bueno solicitó la intervención inmediata y urgente del secretario del Trabajo y Previsión Social, Roberto Campa Cifrián, a fin de que 265 trabajadores sindicalizados reciban el pago de su bono de productividad que les fue suspendido, desde 2014 por órdenes del dirigente nacional del sindicato, Víctor Flores Morales.

En entrevista anunció que solicitó a la Procuraduría General de la República dar curso a las denuncias presentadas por diversos trabajadores sindicalizados, incluido él mismo, en contra de Víctor Flores Morales por agresiones físicas, hostigamiento y represión por expresar su inconformidad ante las acciones impunes del dirigente nacional ferrocarrilero.

En respuesta, el sindicato subrayó en un comunicado que “para acusar se debe presentar pruebas, pues se estará actuando con dolo y mala fe, mintiendo y manipulando a los medios, con protagonismos falsos e intereses personales, con lo cual nada van a lograr, pues no es la primera vez que partidos políticos intentan violentar la unidad ferrocarrilera, sin lograrlo”.

Destacó que las mismas bases han rechazado este tipo de acciones traicioneras, ante sindicales y la prueba de ello es que el movimiento ferrocarrilero está listo para demostrar su unidad y su fuerza ante aquellos intereses aviesos y de mala fe que a toda costas quieren llegar al poder, sembrando un camino de mentiras, falsas acusaciones, mitos y canalladas.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS